sábado, 1 de agosto de 2009

Conciencia de la cultura tributaria ha aumentado en Bogotá


Desde que el Alcalde Mayor, Samuel Moreno Rojas, asumió el mandato de la ciudad, dentro de su plan de gobierno, estaba incluido un trabajo arduo con la Secretaría de Hacienda Distrital, que incluía justificar ante todos los bogotanos las inversiones que se estaban llevando a cabo con el dinero que se recaudaba con los impuestos

En el programa de televisión Samuel en la Calle, transmitido por el Canal Capital, el primer mandatario de la ciudad, reunió al Secretario de Hacienda Distrital, Juan Ricardo Ortega, y la Directora Distrital de Impuestos, Gloria Nancy Jara, con el fin de explicarles a los ciudadanos en qué va la deuda que la ciudad tiene con la Banca Comercial Interna, y cómo se ha incrementado la conciencia por el pago a tiempo de los impuestos.

La capital colombiana está cumpliendo este 7 de agosto 471 años, y desde que empezó la globalización y toda esta época de modernización, el poder de endeudamiento y lo que se llama vida crediticia, ha sido un dolor de cabeza para gobernantes y habitantes.

Sin embargo, según Ortega, los números por primera vez están a favor de la capital: "En el 2008 se prepagaron créditos con la banca comercial interna por $89.546 millones, que le significan a la ciudad ahorros por $13.877 millones entre 2009 y 2011". Ortega agregó que esto indicaba que el dinero ahorrado en el pago de estos créditos, servirá indudablemente para garantizar mayor inversión en temas de salud, educación e integración social.

Y aunque existe un sector de la comunidad que niega este tipo de inversiones, la calificadora de riesgos Moody's Investor Services, le otorgó una calificación bastante alta a la ciudad en lo que a inversotes se refiere, incluso según Gloria Nancy Jara, próximamente el Distrito le cancelará al Gobierno Nacional Central una deuda de US$9.4 millones, lo que evitará que la Capital le pague US $1.2 millones de intereses a la Nación.

Por su parte, los bogotanos de sectores específicos, como los industriales, aseguran que ahora pagan los impuestos con mayor tranquilidad, ya que se dan cuenta que han hecho planes y proyectos importantes para la ciudad, propuestas como la hecha recientemente al Concejo Distrital, que busca unificar el impuesto del fondo de pobres, azar y espectáculos, lo que representaría un alivio de la carga tributaria al sector cultural en un 10%.

En conclusión, en el gobierno de la Bogotá Positiva, los resultados tributarios se están viendo, y esto lo sustenta el sector educativo, que en menos de dos años, ha logrado que los capitalinos accedan más fácilmente a las entidades educativas distritales en un 60%, comparado con la deserción escolar presentada en años anteriores.