lunes, 21 de septiembre de 2009

MÁS QUE UNA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA


Hugo Chávez, el protagonista del documental de Oliver Stone, Al Sur de la Frontera, ahora tiene mucha más popularidad, pero no solo por el hecho de que su vida sea plasmada en el séptimo arte, sino por su inesperada y polémica carrera armamentista, además de sus recorridos constantes a países del medio oriente.

Dentro de este panorama, ahora lo que se preguntan muchos gobiernos latinoamericanos, en especial el colombiano, es si las recientes compras a Rusia, por más de 2200 millones de dólares, en 92 tanques, 300 carros blindados, además de cohetes y misiles de largo alcance, responden a una intención de guerra.

Las razones por las que Chávez, ha incrementado sus armas, no es clara, en sus recientes declaraciones solo ha afirmado que le preocupan las futuras bases norteamericanas en Colombia, motivo por el cual, prefiere estar preparado.

Pero no solo preocupa la adquisición de estas armas, sino también las relaciones económicas con Irán, las cuales han dejado frutos adquisitivos, como bancos, fábricas y un vuelo diario entre Caracas (Venezuela) y Teherán.

Frases tan polémicas como el "derecho al desarrollo de la energía nuclear, como la que se da en Francia y en otros países", han generado grandes cuestionamientos en la ONU y en Estados Unidos.

Y si a esto se le suma, los presuntos nexos del gobierno venezolano con las FARC, y su actitud permisiva respecto a este grupo insurgente, además de su negativa constante para llamarles terroristas, pues, la situación se complica aún más, a tal punto que desde Washington, el gobierno estadounidense ha dejado de tildarlo de loco, para empezar a fijarse un poco más en cada una de las declaraciones del mandatario venezolano.

Y aunque el gobierno colombiano, en cabeza del Ministro de Defensa, Gabriel Silva, y el Canciller, Jaime Bermúdez, intentaron en la última cumbre de Unasur, en Quito (Ecuador) que los demás países suramericanos cuestionaran la carrera armamentista de algunos países, como Venezuela, no lo lograron, ya que en la comunidad internacional ha causado más estupor el acuerdo entre Colombia y Estados Unidos, sobre las bases norteamericanas en territorio colombiano.

La conclusión que sacan muchos expertos internacionales y periodistas políticos, es que Chávez es más que un mandatario polémico y hasta cómico en todas sus intervenciones, porque al parecer ahora está ubicándose en un lugar bastante controvertido y significativo para el nuevo orden latinoamericano.

"CUBA LIBRE": JUANES



Las continuas amenazas en contra del cantante colombiano, Juanes, no lograron su objetivo, y mucho menos frenar su popularidad, en la segunda versión del concierto 'Paz sin fronteras'.
Alrededor de un millón ciento cicuenta mil personas asistieron a la Plaza de la Revolución, en la Habana, Cuba, lo que se vivió allí fue impresionante y sin duda, marcará la historia musical y contemporánea de las actuales y futuras generaciones.

Ni el intenso calor logró que nadie se moviera de esta plaza, por el contrario en el momento de la salida de Juanes al escenario, el público lo aplaudió bastante y se ondearon banderas de Cuba, Ecuador, Venezuela y por supuesto Colombia.

Olga tañón, la encargada de abrir el concierto, fue una de las más aplaudidas, y sin duda, llevó a la Isla todo el sabor de su tierra natal, Puerto Rico.
Además le dedicó la canción "Cuando tú no estás", a una niña llamada Niurka, asistente al encuentro musical, "Tu papá te manda saludes y un beso de hace años que no te ve", afirmó.

Otro de los artistas que se hicieron presentes en el concierto fue Juan Fernando Velasco, quien ya había acompañado a Juanes en la primera versión de 'Paz sin Fronteras', además de Amaury Pérez y Jovanoti, entre otros.

Hace dos meses cuando Juanes habló ante los medios de comunicación de su idea de hacer un concierto para aquellos cubanos, que no habían tenido la oportunidad de ver artistas tan importantes como Miguel Bosé y Olga Tañón, entre otros, no imaginó que esto le generaría amenazas e insultos, algunos incluso en contra de su propia familia.

La situación era realmente caótica, ningún cantante colombiano, quisó acompañarlo en este evento musical, entre ellos, Carlos Vives, quien negó rotundamente su presencia en la Isla, asegurando que temía por su seguridad, sin embargo, mediante las populares redes sociales Facebook y Twitter, los cantantes Fonseca y Andrés Cepeda, manifestaron su apoyo al cantante paisa.

Juanes, en vista de la polémica, decidió solo hablar con sus seguidores en la red social Twitter, pero también por ese medio fue blanco de críticas mordaces y amenazadoras, aún así, aprovechó este medio para agradecer a sus fanáticos por su apoyo incondicional. (twitter.com/juanestwiter)Sin embargo, para expertos en temas musicales, tal vez a Fernán Martínez, manager de Juanes, las cosas se le estaban saliendo de control, para algunos hubiera sido mejor cambiar el lugar del concierto y que el cantante fuera apoyado en su causa, como ya se había visto en la primera versión de 'Paz sin fronteras', en la frontera ecuatoriana, pero jamás desistieron, y el mayor impulso lo recibieron por parte de Miguel Bosé, el cantante español que ha acompañado al artista colombiano, en todas sus iniciativas de paz, inlcuso en esta oportunidad cantaron a dúo "Odio por Amor" y "Nada Particular", incluída en la última producción musical de Bosé, titulada Papitour.

El cantante español, Miguel Bosé, fue enérgico en el mensaje contra la guerra, en el momento que cantó su canción Partisano, "Los conflictos son una mierda, la guerra es una mierda", y aprovechó para decirle a todos los cubanos que nunca se pretendió defender o atacar a nadie, solo demostrarle a Cuba, que nadie la olvida y que la paz es una necesidad.

Por su parte, algunos miembros de la comunidad exiliada, como Ninoska Pérez Castellón, manifestaron su descontento por la realización de este concierto.

Los mensajes socialistas y las expresiones de paz, fueron la constante de este concierto, porque aunque todos los artistas reiteraron una y otra vez que no tenían nada que ver con los gobiernos, pues si es bastante claro que Juanes, desde los contenidos de sus mismas letras ha buscado cambios sociales significativos, incluso durante el concierto, antes de interpretar "Sueño", le envió un mensaje a los secuestrados colombianos, en el que aseguró que nadie los olvida y que "aún los seguimos esperando".

"No puedo creer lo que mis ojos están viendo, es el sueño más hermoso de paz y amor, que he podido experimentar, después de mis hijos", esto fue lo que dijo Juanes casi al final de su presentación, además, agradeció a los que ayudaron a hacer realidad este concierto.

Definitivamente, se derribaron todas las barreras y se vencieron todos los miedos, y puede que la situación de Cuba siga igual por mucho tiempo, pero al menos Juanes dejó un hito musical marcado en la historia, quien al igual que Bono, cantante de la reconocida agrupación U2, su interés no ha sido solamente producir buena música, sino también motivar con ella al cambio del mundo.

!Gracias Juanes por ser colombiano!