domingo, 6 de diciembre de 2009

¿MES DE PARRANDA Y ANIMACIÓN?

video

Con el paso del tiempo, las navidades se han vuelto más comerciales que emocionales, o como dirían los papás : "Es que el sentimiento navideño se ha perdido, ya nada es como antes", no quiero sonar retrógrada o moralista, pero nosotros los jóvenes debemos reconocer que es cierto, ¿o no pensamos muchas veces que diciembre es solo un ´gastadero de plata´?, en vez de pensar que es la temporada perfecta para compartir con la familia y amigos, como tal vez no se puede hacer durante el año.

Pues bien, aferrándome a la premisa anterior, decidí salir con mi familia a recorrer la ciudad en busca de algo distinto, no quería los mismos pesebres, luces, bufandas y gorros, típicos de esta época, pretendía encontrar alguna cosa distinta, especial o siquiera algún tipo de experiencia que pudiera explicar más a fondo el carácter ´rebuscador´ del pueblo colombiano.

Y efectivamente lo encontré... Estatuas humanas que no sólo han hecho de este arte su vida, sino que ofrecen maquillajes y vestuarios mágicos a los espectadores que gozan como niños, es entonces en ese momento cuando todos olvidan que hay estratos sociales, o que quizás no hay las suficientes capacidades económicas para hacer obras caritativas, lo que realmente importa es que hombres como estos merecen más que palabras.

Empieza en Bogotá la navidad en forma, cuando todas las ciudades colombianas inauguran sus populares alumbrados, y en el momento en que todos esos artistas olvidados o sin fama, deciden salir a las calles para rebuscarse su sustento y de paso, alegrar a los transeúntes en la época decembrina.