viernes, 26 de febrero de 2010

La satanización del Facebook


A pesar de la inmensa popularidad que tiene Facebook, muchas de sus herramientas están siendo desaprovechadas por sus usuarios, algunas empresas, organizaciones, asociaciones, etc. ni siquiera saben cómo crear una página de fanáticos, generar foros o incluso leer las estadísticas de popularidad de cada grupo que allí es creado.

SIn embargo, aquellos que se han aventurado a ir mucho más allá, que etiquetar fotos, comentar estados o cambiar el estado de relación sentimental, porque como dijo un colega hace una semana, ahora la prueba de amor de las relaciones no está en el acto sexual, sino en publicar la relación en Facebook, han descubierto que sus conexiones e incluso popularidad han aumentado considerablemente.

Ahora las redes sociales han evolucionado a tal punto, que se está acudiendo a ellas como herramienta principal, para incrementar las opciones empresariales de cualquier organización económica, el debate en este punto, consiste en analizar si se conoce cada una de las opciones que éstas están ofreciendo.
En la actualidad, hay todavía muchos vacíos respecto a los beneficios del Facebook, e incluso existen comentarios tan arcaicos que aún consideran que estas nuevas costumbres digitales, alejan el contacto personal entre la sociedad.

Lo cierto, es que la población juvenil ha marcado un hito en el uso de las redes sociales, y particularmente, considero que es hora de dejar atrás el pasado y darle bienvenida a las nuevas herramientas que el amplío mundo tecnológico está ofreciendo.

Ya no se trata de saber manejar un computador, enviar un correo o subir unas fotos a una página, ahora se trata de lo que se conoce como panorama audiovisual, ya no es suficiente ver solo texto y navegar para buscar exclusivamente aquello que es de nuestro interés, ahora generar fanáticos, comentarios, posts y foros, es tan habitual como lo era hace un tiempo sentarse a leer un periódico por horas.

Empresas y marcas como Coca Cola, Aires, Apple, y medios de comunicación como CNN, son unos de los más beneficiados en cuanto a fans se refiere, desde 330.000 hasta un millón de ellos. Hecho que demuestra la popularidad de esta red social y la influencia de ésta en términos empresariales.

En cuestiones ideológicas, el fenómeno se hace mucho más interesante, marchas, huelgas y protestas son protagonistas en Facebook, que han generado peleas, apoyos y más de un insulto en torno a causa comunes, y todos los que de una u otra forma dependen de esta red social, hemos experimentado como en esta epoca de elecciones, los políticos conocen perfectamente de la importancia de lo digital en cada una de sus campañas; a tal punto que en esta temporada contratan a profesionales que se dediquen a actualizar sus respectivas páginas las 24 horas del día.

Los negocios están cambiando, de eso no hay duda, sin embargo, la costumbre a ejercer siempre la misma labor dentro de la empresa, y el miedo innato al cambio, ha logrado que redes como esta sean satanizadas, pero la realidad, es que la ignorancia y los temores infundados no lograrán derribar algo que ya está quizás más lejos de la propia cima.

martes, 23 de febrero de 2010

Amplía y difusa comunicación


Recientemente, en mi salón de clases se llevo a cabo un debate, que me sorprendió y hasta cierto punto me entristeció, el tema central de éste era la relación entre comunicación, publicidad y medios masivos; el objetivo era definir la importancia de éstos en cada una de las esferas sociales y saber si el camino por el que íbamos era el correcto.

Si bien es cierto, todos los argumentos son válidos y cada quien percibe la realidad de una forma distinta, me cuesta asimilar que no se logre aceptar y asimilar que el mundo que vemos hoy no es el mismo, que el que teníamos hace veinte años, hecho que lleva a pensar que lo queramos o no, existen algunas teorías que se leen excelente en el papel, pero que en la práctica se necesitan de un cambio.

Sin embargo, me sorprendió bastante escuchar argumentos basados en la obligación del Estado de otorgar "beneficios" a los que no pueden contar con los medios necesarios para asegurarse su sustento, pero me preguntó si esto fue lo mismo que pensó Lucho Garzón, ex Alcalde de Bogotá, cuando prometió absolver de pagar servicios públicos a estratos 1 y 2, porque si fue así, entonces este ex mandatario tiene la respuesta correcta, en el momento justo que descubrió que esa benevolencia no era sostenible, y no creo que sea necesario recordar que de amor no se vive, ni siquiera los países evolucionados y desarrollados.

Y la prueba de esto se cita en dos ejemplos bastante claros; el primero de ellos hace referencia al polémico presidente venezolano, Hugo Chávez, quien al llegar al poder aseguró que el no le daría a la oligarquía más herramientas para que se hiciera más poderosa, pues si expropiar establecimientos comerciales que le representaban a su pueblo ingresos bastante considerables, dejarlos sin energía y que muchos de sus habitantes se murieran literal de hambre, entonces podemos decir que logró su objetivo casi a la perfección.

El segundo de éstos, es más cotidiano y coloquial, cuando uno va caminando por la calle, sea en el norte o en el sur de la capital, se puede topar con más de un indigente que pide monedas a cualquier transeúnte que se encuentre en el camino, muchos consideran que darle moneda o comida a estas personas, es ayudarle y que se ha cumplido con el acto benefico del día, pero me pregunto qué pasaría si a alguno de ellos se les ofreciera un trabajo, si lo aceptarían o si es que de pronto es más cómodo pedir plata en la calle.

Como conclusión, puedo afirmar que me afectó lo suficiente ver cómo se sigue creyendo que medios, estado o incluso empresas privadas, están en la obligación de darles TODO a aquellos que no cuentan con las herramientas necesarias para obtener su sustento. Para mi la realidad es distinta, porque a quien se le da todo, a eso se acostumbra, para mi la solidaridad excesiva e infundada se convierte en holgazanería.

En cuanto a la publicidad, mi asombro fue aún mayor al descubrir que para algunos, es solo un arte mercantil, que no comunica absolutamente nada, como diría Cabas, "Increíble pero cierto", si esta afirmación de mis colegas es cierta, entonces por favor me devuelven la plata del semestre pasado, donde gracias a Dios vi Redacción Publicitaria y entendí que comunicar mediante imágenes, sonidos y conceptos, mezclando gustos, target y mercado, es mucho más que sentarnos a discutir teorías de lo que se supone debería ser la comunicación.

La gran discusión de si los medios son emporios que sólo piensan en lo lucrativo, o si deberían asumir una posición formadora y educadora, es antigua y hasta en cierto momento se torna monótona, de mi parte, aún en contra de los que creen muchos, este es el mundo que nos toco vivir, y no sé si con un pensamiento muy positivista, en el que se afirmaba la importancia de las leyes naturales del universo, pero si considero que la comunicación va a la par con la sociedad y ese sistema que tanto critican, juzgan y hasta llegan a odiar, es el que nos rige y es más fácil incluso generar contenidos desde él y no fuera de él.

No sé si tengo un pensamiento mercantilista, cómodo o míope, como aseguró uno de mis docentes, lo que si sé es que prefiero trabajar por un periodismo que sea el mediador de la información veraz y contundente para la sociedad, pero no quiero ser la comunicadora protagonista de la historia y salvadora, pues alma de Robin Hood no tengo, y no creo en la beneficiencia sin medidas, eso sólo genera vagancia, o sino pregúntenle a un niño de quince años que agarraron vecinos de la localidad de Teusaquillo robando a un transeúnte, que según su propia versión en el día trabajaba en domicilios, pues bien, esta es la educación que estamos dando, con el pretexto que lo que importa es ayudar.

lunes, 15 de febrero de 2010

Bienvenidos al país del sagrado corazón




La religión siempre ha causado en mi una infinidad de interrogantes, y cuando intento resolver muchos de ellos, pierdo la objetividad y me lleno de ira, al pensar que en pleno Siglo XXI se sigue debatiendo el verdadero dogma del señor.

Y es que en la historia religiosa del mundo, hay tantos huecos y vacíos, como los existentes en la guerra de Vietnam, cuando los gringos no pudieron ni reconocer que perdieron este conflicto de la forma más absurda, aún cuando en sus producciones cinematográficas se muestre lo contrario.

¿Hay justificación alguna para todos los atropellos, asesinatos y violaciones a todos los derechos humanos, llevados a cabo en la epoca de la inquisición? O es que todo se hace justificable si es en el nombre de Dios, en este punto entonces cabe preguntarse ¿Es este el amor inmesurable de Cristo?

Si es así, la verdad paso, prefiero quedarme con los amores terrenales que la tierra me ofrece. Y es que sus tradiciones y costumbres son lo más risorio que he podido escuchar, el supuesto miércoles de ceniza, donde todos creen que por el hecho de colocarse una cruz en la frente, bastante fea por cierto, ya son santos y pueden volver a pecar, como es costumbre, porque en verdad es bastante cómico ver como en las Iglesias se habla de todo, moda, farándula etc, menos de lo que se supone importante.

Y ni que decir de las procesiones de semana santa, que es ahí donde digo ah...este es mi país del sagrado corazón cuando miles se mueren de hambre y los "feligreses" solo piensan en la hazaña del señor!. Siguiendo entonces la fiel tradición autóctona colombiana, el Señor Raimundo Ángulo no debería recibir tantas críticas, pues lo mismo se hace con el Reinado Nacional de la Belleza, donde se gastan millones de pesos por ver a las mujeres "más lindas" del país.

Esto me lleva a analizar otro punto de tradición religiosa, las apariciones de santos y las lágrimas de sangre que derraman las estatuas; algunos psicólogos y motivadores consideran que la mente crea realidades, y definitivamente, no hay nada más cierto, porque eso de mensaje divino no tiene absolutamente nada, además si la gente en el pasado se castigaba a si misma, para así ser librada de sus pecados, quien asegura que esto también sea tan solo producto de la imaginación.

Y los curas si que aplican el celibato verdad? por supuesto, si es que sus "discípulos" se convierten en objetos sexuales para ellos. Tal vez las numerosas violaciones que se llegan a presentar en el país, desaparecerían o al menos se harían menos evidentes si la misma Iglesia les permitiera tener esposas y hasta amantes a los sacerdotes, porque de una u otra forma sacerdotes y monjas detrás de sus sotanas, deben tener una cantidad de deseos reprimidos.

Una de las reglas católicas que más me dan risa es la popular limosna para los pobres, y la intención sería buena si en el mundo no se supiera que los más adinerados son los miembros de la misma Iglesia católica, o bastaría ver como vive el Papá Benedicto XVI, o como funciona la gran biblioteca del vaticano, que por cierto guardan cada documento con un recelo, que hasta sospechoso es.

Pero como este es el país del sagrado corazón por excelencia, y el que "peca y reza empata", con toda la razón violadores, ladrones y sicarios le rezan a la Virgencita para que los cuide, y es una verdadera coincidencia que todos cuando están presos por sus delitos, se aferran a la Biblia y a la supuesta verdad que allí reposa.

Pues bien, si tengo que elegir algún dogma a seguir me quedo con esta frase de Ricardo Arjona, "La religión no es más que un método, con el título prohibido pensar que ya todo está escrito".

Lejos del cambio, distantes de la verdad


¿Cuáles serían los sinónimos perfectos de la palabra Cambio? podríamos decir Renovación, traslado y hasta evolución, pues parece que en Colombia significa todo lo contrario; involución y atraso, a tal punto que una de las revistas más reconocidas en el país por su influencia periodística, fue cerrada porque esa es la realidad, no pueden venderle la idea a los colombianos que solo fue renovada, de qué tipo de novedad estamos hablando? de la misma farándula o de las noticias de "cultura" que produce el país?
Por Dios, si se trata de eso creo que los colombianos preferirían ver a Cristina Hurtado y a Ana Karina Torres, entre otras, aunque tal vez esas serían posiciones muy exageradas, porque como fastidia ver a personas que se hacen llamar presentadoras, casi desnudas y creyendo que saben al menos leer el tele pronter perfectamente, ¿a quien engañan?

La verdad es que este tema me tiene algo indignada, por eso creo que en esta oportunidad más que una entrada en este blog, es una denuncia porque siento que en mi país el periodismo es tan efímero como una hoja de un árbol que cae en las estaciones de otoño, la verdad considero que en el lugar donde se encuentre Oriana Fallaci, está remordiéndose, porque una nación que era reconocida por su calidad periodística está siendo acabada por los grandes monopolios del poder.

Hace menos de ocho días se celebraba el día del periodista y yo me preguntaba: ¿Qué diablos celebramos? es que no nos damos cuenta que el asesinato a la libertad de prensa ya ni siquiera es oculto, o que una de las revistas que más le dieron a conocer hechos funestos de corrupción al país, fue acabada sin siquiera pensar en el perjuicio que esa decisión traería para Colombia.

Pero como este es un país que sufre de amnesia histórica, espero no olvidemos que fue esa publicación la que mostró al país el escándalo magistral de los subsidios de Agro Ingresos Seguros, y como el folclorismo del país del sagrado corazón no tiene límites, el ex Ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, hoy es pre candidato presidencial, y claro como no recordar las chuzadas del DAS a miembros de la Corte Suprema de Justicia y a Periodistas, porque siempre que hay intervenciones telefónicas, los comunicadores sociales y en especial investigadores periodísticos son las primeras víctimas de la lista.

Y qué decir de Don Guillermo Cano, este pobre hombre si debe estar revolcándose en la tumba, o sacudiéndose en su cripta, como diría el extinto grupo musical chileno, Los Prisioneros. Pensar que esta insignia del periodismo dio su vida para que las investigaciones periodísticas, y la verdad no fueran ocultas, pues bien, por ahora todo su trabajo no valio de nada.
Visto de esta forma, creo que en las facultades de periodismo del país se habla muy bonito, lástima que la realidad es otra, la verdad es que ejercer la investigación periodística es solo asunto de visceras, en ese punto reflexiono y digo: cómo nos parecemos a los artistas bohemios, que después de su función de teatro vuelven a sus cuartos oscuros para vivir la realidad del dinero, recibos y oscuridad interna.

Entonces, para todos aquellos que sueñan con llegar a ser generadores de un cambio al interior de cualquier medio de comunicación, las esperanzas para que esto se logre son pocas, hay que reconocerlo, pero como los sueños solo mueren el día que los ideales de re construcción social fallecen también, entonces por lo menos de mi lado no me rendiré hasta que se le de al periodismo el lugar en la sociedad que merece.

Por último, para los gestores, periodistas y visionarios de la Revista Cambio, no es el final porque estoy segura que cada joven y adulto que sueña llegar a tan altas esferas periodísticas, seguiran luchando por no dejar hundir el barco de la verdad.

domingo, 14 de febrero de 2010

Crónica de una "muerte" anunciada

Cuando llegó Antanas Mockus a la Alcaldía de Bogotá, se observaba un fenómeno que quizás no se volvió a presentar en la ciudad, y es que todos de una u otra forma empezaron a adquirir una cultura de respeto e incluso de tolerancia en cada una de las calles de esta selva de cemento, sin embargo, como al parecer aquí todo dura mientras el líder esté a la cabeza, con el paso del tiempo, el paso por la cebra, el uso del puente peatonal, fue desapareciendo, y ahora, parecer ser un espejismo de una realidad vivida en el pasado.

Al llegar Enrique Peñalosa al poder, se logró de a pocos mantener esas cualidades que lograron que Bogotá dejará de ser considerada gris, fría e insegura, para convertirse en un lugar que prometía estar en los escalafones mundiales de las ciudades en vía de desarrollo, y en este punto habría que hablar sobre el cambio en la movilidad, gracias a la llegada de un sistema de transporte masivo que prometía ser la solución al caos de la capital de la República, pero por enésima vez esto tampoco duró.

Y en verdad ayudó, sería difamar si eso se negara, pero la seguridad y la incomodidad se incrementó en niveles alarmantes; y después de un gobierno algo socialista como el de Lucho Garzón que prometió no cobrarle a los pobres algunos servicios públicos -promesa que jamás se hizo realidad- llegó Samuel Moreno Rojas, en quien se tenían bastantes esperanzas, pero éstas se esfumaron con el paso de los meses, los andenes volvieron a estar plagados de vendedores ambulantes, los ladrones salieron de sus cuevas como muercielagos y la movilidad se vino literalmente al piso.

Los últimos sucesos han sido desastrosos para su gobierno, y para los ciudadanos, por mencionar solo algunos, hablaré de la popular caída del grupo Nule y los arreglos en la Calle 26, claro que eso debería llamarse el mejor desfalco de la ciudad.

El panorama parece ser más oscuro con el paso de los días, de hecho, no hay red social que se escape de los comentarios negativos sobre la gestión de Moreno, incluso lo llegan a comparar con el popular alcalde Diamante que aparece en los Simpsons, creo que eso habla por si solo.

Bastante lejanos están esos tiempos donde se veían mimos tratando de educar a la ciudad, o cuando familias salían a caminar por andenes libres, y esos momentos del pasado, donde el pico y placa era el seguro perfecto para todos los bogotanos, porque aseguraba que a las horas pico no se le tuviera que salir a uno el alma, por los trancones.

Si pensamos en soluciones, pues el espectro con el paso del tiempo se hace más difuso, es decir, en cuanto al Transmilenio, lo primero que habría que hacer es re educarnos para saber utilizarlo, contar con más buses que puedan transportar a los usuarios que diariamente acuden a él y que los bachilleres que destinan para la seguridad en las estaciones hagan más que pedirles el número de celular a cada mujer que pasa por su lado.

Para mi este sistema de transporte masivo, solo sirve para movilizarse rápido, porque es lo más incómodo que se hayan podido inventar, y eso de que las rutas fáciles salen cada minuto, es el mejor chiste que se haya podido escuchar, hasta el popular "Cuenta Huesos" diría: "A ver...Todos hagan así", sumándole a esto que uno no sabe si cogerse de las varillas para no caer, o pegar sus manos a los bolsillos para evitar ser chalequeado, y en el caso de las mujeres es mucho peor, porque debemos estar pendiente de aquellos hombres que utilizan este transporte para satisfacer sus necesidades sexuales.

Si bien es cierto, no se necesita buscar culpables, costumbre demasiado característica en el pueblo colombiano, lo cierto es que un grupo en la Red Social Facebook define el perfecto final de esta entrada..."Yo no tengo la culpa, yo vote por Peñalosa".