lunes, 15 de febrero de 2010

Lejos del cambio, distantes de la verdad


¿Cuáles serían los sinónimos perfectos de la palabra Cambio? podríamos decir Renovación, traslado y hasta evolución, pues parece que en Colombia significa todo lo contrario; involución y atraso, a tal punto que una de las revistas más reconocidas en el país por su influencia periodística, fue cerrada porque esa es la realidad, no pueden venderle la idea a los colombianos que solo fue renovada, de qué tipo de novedad estamos hablando? de la misma farándula o de las noticias de "cultura" que produce el país?
Por Dios, si se trata de eso creo que los colombianos preferirían ver a Cristina Hurtado y a Ana Karina Torres, entre otras, aunque tal vez esas serían posiciones muy exageradas, porque como fastidia ver a personas que se hacen llamar presentadoras, casi desnudas y creyendo que saben al menos leer el tele pronter perfectamente, ¿a quien engañan?

La verdad es que este tema me tiene algo indignada, por eso creo que en esta oportunidad más que una entrada en este blog, es una denuncia porque siento que en mi país el periodismo es tan efímero como una hoja de un árbol que cae en las estaciones de otoño, la verdad considero que en el lugar donde se encuentre Oriana Fallaci, está remordiéndose, porque una nación que era reconocida por su calidad periodística está siendo acabada por los grandes monopolios del poder.

Hace menos de ocho días se celebraba el día del periodista y yo me preguntaba: ¿Qué diablos celebramos? es que no nos damos cuenta que el asesinato a la libertad de prensa ya ni siquiera es oculto, o que una de las revistas que más le dieron a conocer hechos funestos de corrupción al país, fue acabada sin siquiera pensar en el perjuicio que esa decisión traería para Colombia.

Pero como este es un país que sufre de amnesia histórica, espero no olvidemos que fue esa publicación la que mostró al país el escándalo magistral de los subsidios de Agro Ingresos Seguros, y como el folclorismo del país del sagrado corazón no tiene límites, el ex Ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, hoy es pre candidato presidencial, y claro como no recordar las chuzadas del DAS a miembros de la Corte Suprema de Justicia y a Periodistas, porque siempre que hay intervenciones telefónicas, los comunicadores sociales y en especial investigadores periodísticos son las primeras víctimas de la lista.

Y qué decir de Don Guillermo Cano, este pobre hombre si debe estar revolcándose en la tumba, o sacudiéndose en su cripta, como diría el extinto grupo musical chileno, Los Prisioneros. Pensar que esta insignia del periodismo dio su vida para que las investigaciones periodísticas, y la verdad no fueran ocultas, pues bien, por ahora todo su trabajo no valio de nada.
Visto de esta forma, creo que en las facultades de periodismo del país se habla muy bonito, lástima que la realidad es otra, la verdad es que ejercer la investigación periodística es solo asunto de visceras, en ese punto reflexiono y digo: cómo nos parecemos a los artistas bohemios, que después de su función de teatro vuelven a sus cuartos oscuros para vivir la realidad del dinero, recibos y oscuridad interna.

Entonces, para todos aquellos que sueñan con llegar a ser generadores de un cambio al interior de cualquier medio de comunicación, las esperanzas para que esto se logre son pocas, hay que reconocerlo, pero como los sueños solo mueren el día que los ideales de re construcción social fallecen también, entonces por lo menos de mi lado no me rendiré hasta que se le de al periodismo el lugar en la sociedad que merece.

Por último, para los gestores, periodistas y visionarios de la Revista Cambio, no es el final porque estoy segura que cada joven y adulto que sueña llegar a tan altas esferas periodísticas, seguiran luchando por no dejar hundir el barco de la verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario