jueves, 4 de marzo de 2010

¿Hitler el anticristo?


Ejercitando el dedo con el control de mi televisor, encontré en History Channel, un especial sobre Hitler, su vida, ideología y cómo sorpresivamente vive a través del tiempo.

Sé que muchos cuando lean esto pensarán que esta que escribe es anarquista, derechista y hasta algo radical, cosas que tal vez en el fondo sean verdad, pero uno de mis grandes objetivos como periodista y ser humano, es darle al mundo herramientas que le permitan tomar de cada personaje político, histórico y hasta dictador, su parte positiva, negativa y hasta coherente. Aunque a veces el mundo es tan cambiante que lo que se piensa hoy, cambia mañana, por ende cualquier palabra o texto publicado se transforma en tan sólo sesenta segundos.

Adolf Hitler, será un personaje recordado por la historia, debido a su interés desmedido por crear una raza pura, y buscarla a como diera lugar, además de la gran convocatoria de gente que tenía en cada uno de sus discursos, su inmensa capacidad de liderazgo, la fortaleza para ser el protagonista de las dos guerras mundiales, y en especial porque aún hoy en día grupos de jóvenes siguen sus ideologías en Europa e incluso en Colombia.

Sin embargo, hay varios factores para analizar: La firmeza de cada una de sus palabras, que se convertían en pronunciamientos casi que sagrados para todos sus seguidores, la convicción de ser el salvador de una tierra perjudicada por los judíos, y el planteamiento de unos ideales inamovibles que solo se marcharon el día se su propia muerte, o al menos eso parece.

Aunque resulte increíble, muchos de sus objetivos en cada una de sus ideologías no eran del todo descabellados, pero si sus métodos para llevarlo a cabo, para sustentar esto, es bueno recordar que los judíos si tenían a Alemania en la más absoluta esclavitud camuflada, hecho que le atormentaba en si su existencia, era un radical sin remedio, además Hitler no fue el artífice de este odio desmedido, éste realmente era apoyado y fundamentado por grandes artistas e ideólogos de la Alemania de aquella época.

El libro "El Diario Ilustrado de Hitler" , señala que el nazismo consideraba la raza como bas de su doctrina, y HItler lo tenía más que claro, el antisemitismo que éste presentaba lo acompañó casi que desde su adolescencia y para el lo que significara impureza de la raza, sangre cochina o aquello que no iba con los estándares de vida del nacionalismo alemán, debía ser desaparecido del mundo.

"Los Judíos nunca fundaron ninguna civilización pero han destruido muchas. Ellos tienen que diseminarse como ocurre con las enfermedades. Ya destruyeron a Rusia y ahora le llega el turno a Alemania; con su ávido instinto de destrucción, ellos tratan de desintegrar el espíritu nacional de los alemanes y envenenar su sangre." Adolf Hitler 1922.
Las conclusiones serán sacadas por cada internauta que lea esta entrada, yo solo pretendo dejar un aparte de los pensamientos de este líder radical, que marcó la historia con sus ideales y convicción para llevarlos a cabo. En cuanto a los jóvenes que hoy en día siguen su nazismo y legado, ese si es el punto más importante para analizar, pues increíble que en un mundo con cambios tan drásticos en su misma constitución, se siga pensando en qué es impuro y qué no.

Creo firmemente que la tolerancia es la única vía válida para rescatar algo de lo que queremos lograr para las generaciones futuras, sin embargo, es innegable que hay situaciones que escapan a cualquier intento de racionalidad, y tal vez son esas circunstancias las que llevaron a Hitler a ese punto macabro.

A la teoría premonitoria de que Hitler era el anticristo señalado por Nostradamus en cada una de sus artes adivinatorias, pues me parece algo bastante cómico, pues, de ser así ya ni mundo existiría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario