domingo, 20 de junio de 2010

El mais grande do mundo


Brasil hoy le calló la boca a todos los que criticaban y pensaban que estaba muy lejos de lograr grandes victorias. Dunga demostró que su hermetismo funcionó a la perfección al tomar decisiones sobre su equipo basado en su concepto y conocimiento, no en la presión de los medios de comunicación, que es tan común en este tipo de eventos mundialistas.

En su país, todos le criticaron seguir dejando en el campo de juego a Kaká, para muchos este jugador estaba sin nivel, se caía y era bastante notoria su falta de continuidad futbolística, pero hoy todo se dio para que Dunga saliera de nuevo como triunfador, pues en el contundente marcador brasileño, tres goles por uno, ante la selección de Costa de Marfil, este jugador constituyó la herramienta indispensable para poder gestar esta sinfonía de la victoria.

Figuras como Robinho, Kaká, Elano, Luis Fabiano, Lucio y por supuesto el arquero Julio César, entre otros, integraron la sinfonía perfecta de un fútbol que demostró porqué es el Penta campeón del mundo, además de las primordiales razones por las que tienen un fútbol práctico, que mezcla contundencia, magia, fantasía en cada pase, y lo más importante marcadores que aseguran un puesto beneficiado siempre en competencias de este estilo, y este hecho explica porque los brasileros no se preparan para las eliminatorias al mundial, sino para competir en este tipo de eventos deportivos.

El punto negro de este partido, fue la expulsión de Kaká, que aunque cometió un error evidente, no fue tan impresionante como para que el arbitro le haya sacado tarjeta roja, además la responsabilidad de que el partido se haya "calentado" de esa forma la tiene el mismo juez, que por cierto era francés, ya que permitió que los africanos pegaran y alegaran cualquier decisión que éste tomaba, a tal punto, que Elano se fue de la cancha en el segundo tiempo bastante lesionado, a causa de una falta bastante delicada por parte de un jugador africano.

Después del tercer gol de la auriverde, los africanos perdieron el control y se dedicaron a pegar, parecía una guerra, al estilo troya, y el juez lo permitió, grave error, teniendo en cuenta la importancia de este evento. Por su parte, Drogba fue el ejecutor del único tanto de Costa de Marfil, en una excelente jugada que el arquero Julio César vio pasar el balón sin nada que pudiera hacer, este gol fue lo que se conoce como "el de la honra" para un equipo que al menos en el primer tiempo demostró que era un rival importante, en especial, en el sector defensivo.

En otro de los partidos de esta jornada, Paraguay siguió demostrando porque combina "garra con fútbol" como aseguró Vera, minutos después del encuentro ante Eslovaquia. Durante los primeros 45 minutos los guaraníes presionaron, atacaron y generaron las mayores opciones de gol, a tal punto que al minuto 27 de la primera parte, Enrique Vera abrió el marcador, a pesar del cerco defensivo que le impuso su rival.

En el segundo tiempo Paraguay entró a la cancha un poco menos rápido que en el primer tiempo, pero sabía que tenía que definir el marcador y así lo hizo, con la anotación de Cristian Riveros, con esta victoria dejo muy claro a sus hinchas y demás aficionados que la "furia guaraní" tiene con qué llegar bastante lejos en el mundial.

Finalmente, Italia empató con Nueva Zelanda, en uno de los peores partidos que han tenido los italianos, teniendo en cuenta, que son los actuales campeones del mundo, pero para sus aficionados su juego ha decepcionado y genera muchas dudas, lo que demuestra que en los mundiales no se gana de tener estrellas, pues a la fecha la selección no ha ganado un solo partido, los puntos que tiene han sido a punta de puros empates.

La conclusión de esta jornada es única y sencilla: Brasil está para seguir siendo uno de los más firmes candidatos para quedarse con el título, y Paraguay demostró que su furia al momento de jugar fútbol, es la combinación perfecta para luchar hasta el último minuto, y refiriéndonos al equipo guaraní debo confesar que el jugador Valdez, a mi juicio, es de lo mejor que he visto, su fuerza, entrega y condición técnica, hacen que sea agradable y emocionante verlo en la cancha.

En cuanto a los equipos africanos este definitivamente, no ha sido su mundial, han decepcionado selecciones como Camerún y Nigeria, que años antes solían ser las más fuertes, pero hoy son imprecisas, con faltas de contundencia y con una impresionante mala suerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario