lunes, 14 de junio de 2010

Libres eso es lo que importa



Cuando se suponía que todas las noticias debían provenir del mundial, sus jugadores, selecciones y puntajes, algo irrumpió el panorama deportivo, y en este caso, fue una noticia que en este puente festivo tiene celebrando a cuatro familias que pasaron doce años extrañando a sus respectivos familiares. Como es el caso del General Mendieta, el Sargento Arbey Delgado, Teniente Coronel Wiliam Donato y el Coronel Luis Murillo.

Esta noticia sin duda, generaba una felicidad inmensa para el país, pues estos hombres estuvieron alejados de la realidad doce años, tiempo en él que se perdieron etapas vitales del crecimiento de sus hijos, momentos con sus esposas, padres y madres que no volverán, pero que gracias a la Operación Camaleón del Gobierno y del Ejército Nacional, podrán vivir experiencias nuevas de la vida que estos terroristas de las FARC les quisieron arrebatar sin ningún tipo de contemplación.

Cuatro meses duró esta operación, en la que 300 hombres llegaron a las selvas colombianas, para rescatar a estos militares y veinte minutos de bombardeo constante, fueron suficientes para que "la guerrilla saliera corriendo y dejara sus fusiles tirados", según lo narró el mismo Sargento Arbey Delgado.

Increíble, es que mientras 300 militares arriesgaban su vida para traer de vuelta a la vida civil a estos cuatro héroes del Ejército Nacional, aquí muchos colombianos y sectores de la sociedad civil aseguraban que era una coincidencia que precisamente fueran liberados días previos a la segunda vuelta para elegir al nuevo presidente colombiano.

Sencillamente no me parece justo, ni equitativo arrojar este tipo de declaraciones, pues varios meses atrás se estaba preparando esta operación que los mismos liberados catalogaron como perfecta, cualquier ejército del mundo hubiera podido aprovechar para matar guerrilleros o incluso torturarlos, y no fue así, porque el objetivo era rescatar no matar.

Ahora que si muchos se preguntan si murieron militares rescatando a estos hombres, pues la respuesta es simple, Colombia está en una guerra, y eso no se arregla con dialogo, no se trata con terroristas que encadena a seres humanos, que les quita el radio para acrecentar la distancia y que ante esta liberación ya expresaron que "por unos que se van otros llegan".

Como dijo el cantante colombiano Santiago Cruz en su Twitter "no me interesa si es por las elecciones o no, sólo me importa que cuatro familias están disfrutando después de doce años. Supongo que si lo hubiera hecho Piedad Córdoba todos le rendirían pleitesía, pero como lo hizo el gobierno de Uribe, entonces, tiene su escondido.

De mi parte, pues si me alegro que estos hombres sean libres y repito esos terroristas no merecen nada, y espero recuerden que jamás volverán a los privilegios de gobiernos anteriores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario