jueves, 24 de junio de 2010

Una vergüenza azul

Primero Francia, luego la mediocridad de Inglaterra, la clasificación a medias de Alemania y ahora la eliminación de Italia en primera ronda, este mundial ha sido de lo más sorpresivo posible, ha estado muy lejos de la magia y majestuosidad que supone un evento de esta categoría, se han visto partidos aburridos, sonsos, con marcadores demasiado cortos, jugadores sin compromiso y una falta de jerarquía absoluta de los que se suponen grandes. Para los verdaderos fanáticos del fútbol la única esperanza es que en los octavos de final si empiece en realidad el evento deportivo futbolístico más importante del mundo.

Cuatro años esperamos los amantes del fútbol para ver encuentros deportivos que en realidad valgan la pena, aunque los partidos de las selecciones suramericanas, al menos han "salvado la patria", pero de resto todo ha sido una decepción, y la de Italia hoy fue lo suficientemente grande como para analizar la forma en la que están trabajando las selecciones mundialistas.

Con un empate, el actual campeón del mundo, pasaba a octavos de final, pero no generó ningún tipo de fútbol, poca entrega, y como si esto fuera poco, se le olvidó que la jerarquía y la capacidad de liderazgo también hacen ganar partidos, pero lo cierto es que el debutante Eslovaquia, fue el que más generó opciones de gol, técnica, táctica, por ende, lo justo en ese partido era que Italia se quedara.

Ahora, ¿qué implicaciones puede traer esta eliminación?, quizás todas...La prensa será implacable, la hinchada le criticará su falta de jerarquía, porque como decía el comentarista deportivo Carlos Antonio Vélez "Si el fútbol no te alcanza, la lucha y la entrega podrían hacer ganar partidos", pero lo cierto es que Italia jugaba demasiado estrellado, creía que de nombre o figuras se ganaba, y este mundial si que ha demostrado que esa percepción es totalmente errónea, porque ya los "novatos" no viven de camisetas, ni siquiera de copas.

Cada selección vino al mundial a hacer lo suyo, pero lo cierto es que se ha demostrado que la luchan más los novatos, porque desean demostrarle al mundo que de buen fútbol también se puede ganar y no solo de estrellitas, Italia pagó su mediocridad, exceso de confianza y falta total de jerarquía.

Hasta el momento las selecciones que están en octavos de final son: Argentina, México, Paraguay, Uruguay, Japón, Alemania, Inglaterra, Holanda, Eslovaquia, Corea del Sur y Estados Unidos, queda por definir los del grupo G y H, aunque en el caso del primero, se sabe ya que uno de los clasificados es Brasil y se supone que el segundo será Portugal; entre tanto, para el H, la situación es más apretada, Chile define su situación ante España, y Suiza también tiene opciones de clasificar como segundo del grupo, y como están las cosas no me extrañaría que los chilenos dirigidos por Bielsa, logren sacar a los grandes favoritos, de hecho, las predilecciones de los aficionados y la supuesta jerarquía no han servido de mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario