viernes, 18 de junio de 2010

Ya no se vive de historia en el fútbol mundial


Los grandes ya no lo son tanto, o simplemente hemos despreciado el avance de equipos como Argelia, Suiza y Serbia, entre otros. La jornada futbolística pasada dejo a más de uno impresionado, pues después de esa contundencia que mostró Alemania, contra Australia, ayer no pudo con Serbia, una selección que jugó como si ya estuviéramos en la final o en semifinales; armó un cerco, con marcación hombre a hombre, y para rematar este fatídico encuentro Podolski nunca encontró el camino para anotar un gol que le diera un respiro a su país, por supuesto eso sin mencionar que los alemanes tuvieron la oportunidad de empatar el encuentro a través de un penal, pero de nuevo Podolski falló.

El resultado de este encuentro, una selección pequeña ganándole por el mínimo marcador a una de las favoritas a llevarse el título, de nuevo la historia y registros, no fueron suficientes para asegurar que esta vez ganarían los mismos de siempre.

Pero el partido que más me dejo perpleja, fue el que de Inglaterra Vs. Argelia, del cual se esperaba triunfara el gran fútbol inglés, sus tácticas, técnicas, buen juego, además de su contundencia a la hora de cobrar tiros libres, pero todo salió literalmente al revés, a tal punto que la primera opción de gol para los ingleses llegó a los 30 minutos del primer tiempo.

Inglaterra nunca encontró el camino, el cerco defensivo de la selección de Argelia fue tan poderoso que bloqueó cualquier intento por parte del equipo inglés, que por cierto, los ataques de la selección inglesa fueron bastante reducidos y sin ningún tipo de contundencia. Esta vez no fue cuestión de arquero o del Jabulani, en este partido se trató que uno de los mejores no pudo, y esta vez su incapacidad se hizo más que notoria.

El mal momento que atraviesa la selección inglesa lo representa un hombre que todos admiran y conocen bastante bien, Wayne Rooney, porque en todos los noventa minutos del encuentro, no pudo manejar el balón, sus tiros eran imprecisos, su juego torpe y como si esto fuera poco, su capacidad de entrega y lucha fue casi nula. Muy lejos está, de ser el que vemos en el Manchester United.

En otros resultados, Estados Unidos empató con Eslovenia a dos goles. Holanda por su parte, hizo lo suyo al vencer por el mínimo marcador a la selección japonesa, y Ghana empata con Australia (1-1), un partido que todavía está en juego, en el que por cierto fue expulsado el jugador australiano Harry Kewell.

Debo confesarles que gracias a una conversación con alguien que sabe bastante de fútbol y que ha tenido la oportunidad de jugarlo en las grandes ligas, me pregunto si es más válido el fútbol bonito, que gracias a excelentes jugadas, por cierto, bastante majestuosas triunfa, o esa selección que sin magias gana así sea por un mínimo marcador. Espero sus comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario