martes, 3 de agosto de 2010

Iglesia y machismo, directos responsables


Viendo el programa "Séptimo Día" el pasado fin de semana, sobre la ignorancia sexual que ronda en adolescentes y adultos, acerca de las relaciones sexuales y la planificación familiar, comprendí que es una necesidad imperiosa crear formas efectivas de educación en este aspecto, porque no se puede permitir que NIÑAS de doce años, corten su infancia por empezar a criar niños, que vivirán infelices el resto de su vida.

La ignorancia ha llegado a tal punto, que creen en el "poder" de jugos de limón, sal, cerveza hervida, etcétera, como métodos de anticoncepción, por Dios este tipo de creencias son inauditas, inconcebibles y hasta patéticas, pero lo peor de todo este asunto, es que en ese camino tortuoso nadie ayuda, ni los docentes, ni parejas de estas mujeres, y mucho menos los padres, pero si entramos a hablar de la Iglesia, ya sea cristiana o católica, podemos es sentarnos a llorar, porque su responsabilidad es de magnitudes impresionantes.

Que Colombia esté ocupando el segundo lugar en embarazos adolescentes en Suramérica, habla por si solo, y los culpables de toda esta situación son el machismo desmedido e irracional y la Iglesia, esa que considera que la mejor solución es la abstinencia, aquella que afirma con total vehemencia que las hormonas son controladas por la mente y que no se permite el uso de condones porque eso fomenta la promiscuidad, por el mismo Dios que tanto pregonan, no se dan cuenta que somos seres sexuales por NATURALEZA, no por CONVICCIÓN.

La promiscuidad no se evita con la prohibición de los condones, la única forma de alejarse de ésta es educar mentes, pero no a bases de la prohibición; con conceptos tan cerrados y anticuados sólo se ha generado aumento en el porcentaje de personas contagiadas por alguna enfermedad venérea y embarazos indiscriminados, en edades que se salen de cualquier pensamiento racional.

Hay que mencionar la responsabilidad del Estado en esta situación, y es que éste debe garantizar una mayor distribución de recursos para aquellas jóvenes que no tienen el acceso a píldoras, inyección, parches, dispositivos etcétera, porque el factor económico influye de manera casi directa.

Por otra parte, quiero dirigirme a las madres de los hombres adolescentes, porque comentarios como: "Protéjase usted, es su responsabilidad o yo no uso condón, eso es anti natural", sólo pueden provenir de ejemplos familiares o enseñanzas que vienen de casa, eso no lo aprenden de amigos, si ese es su caso, debo afirmar que espero, jamás olviden que las mujeres hemos sido maltratadas casi desde el principio de la historia, y permitir más maltrato sólo generará un detrimento total de la sociedad.

Queridas mamás, frases como: "Si la dejo embarazada piérdase", son inconcebibles, o es que acaso se les olvida que pueden tener hijas, y que ellas serán las nuevas víctimas de la historia, porque déjenme decirles que este es un círculo que gira y gira constantemente pero siempre cae en el mismo grupo de personas.

No podemos seguir permitiendo que más niñas dañen su vida criando niños, cuando ni siquiera su cuerpo está aún preparado para dar a luz, y debemos hacer un alto en el camino porque la educación sexual en Colombia se rajó hace mucho tiempo. Y espero con ansías el día que este país del sagrado corazón dejé de creer que la voz sagrada está en la Iglesia, porque son ellos los más directos responsables de esta situación, sólo enseñan "mierda" a sus feligreses.

Por último me dirijo a mis amigas blogueras, sean niñas, adolescentes o adultas, gran parte de la responsabilidad recae en nosotras porque hemos permitido que los hombres impongan su machismo. Por Dios, abran los ojos no somos LAS ÚNICAS RESPONSABLES de protegernos, así como los dos géneros gozan de una relación sexual, lo que pase con ésta es responsabilidad de ambos; planificar no nos hace "Putas", más bien nos hace inteligentes.

Y si tienen dudas sobre cómo planificar y en especial de cómo disfrutar una relación sexual, acudan a expertos en la materia, no a amigas que son iguales de inexpertas a ustedes, y si es el caso, tampoco confíen ciegamente en sus padres, que generalmente sólo tienen conceptos erróneos que han sido aprendidos por la Iglesia, familia y experiencias (esto no aplica para todos los casos). Por mi parte, agradezco a mi madre y padre que me educaron bajo el siguiente lema: "Tire, goce, disfrute y explore su sexualidad, pero cuídese porque si queda embarazada la regla general es que el hombre se pierde".

Recuerden a Andrés López, en la "Pelota de Letras": "Juliana usted se tiró su vida, se la tiró" y no lo duden esa es la pura realidad.

1 comentario:

  1. Mi querida Natalia, realmente cuando desconocemos el verdadero propósito de la Iglesia, nos atrevemos a decir palabras tan necias como las que escribes en este artículo.

    La responsabilidad de lo que pasa, está fundamentalmente en la educación que recibimos y en esta medida el Estado es el gran responsable, pues la falta de oportunidades laborales y el que familias generación tras generación no hayan tenido acceso a la educación, es lo que hace que vivan en la miseria material y del conocimiento, llevando a sus hijos a repetir su historia.

    En cuanto a la Iglesia, no sé si es que no lo tienes claro o es que te contrataron para ser el verdugo de esta, pero la Iglesia no está para decir a la humanidad que se prostituyan con uno y otro, que es el "explore su sexualidad" que nos dice el mundo de hoy. La sexualidad precisamente es algo que tiene que ver con querer tener una familia y no un medio de libertinaje en el que entran miles de jóvenes, que por lo general destruyen sus vidas y se enfrentan a una cadena de sufrimiento, llevándolos en ocasiones hasta el suicidio.

    Los jóvenes no deben ser ignorantes en cuanto a los métodos de planificación, sin embargo se debe anteponer la dignidad sexual, que hace que la persona se autovalore y no ande mendigando amor y dando tumbos con uno y con otro.

    Como veo que no lo sabes, la Iglesia está en el mundo para transmitir la palabra de Dios y un mensaje para la salvación de los hombres, para de esta manera alcanzar la vida eterna, no está para dar mercados, enseñar a planificar o hacer colectas para los pobres, para eso están las ONG, Profamilia, el Estado, entre otras organizaciones, si mal no recuerdo nuestro Señor Jesucristo, no hacía nada de esto, simplemente trajo un mensaje y un nuevo mandamiento "Amaos unos a los otros como yo os he amado", nada más.

    ResponderEliminar