lunes, 29 de noviembre de 2010

Goleados con estilo



Hoy el Barcelona demostró que en el fútbol se gana con resultados, no con palabras y mucho menos con ataques verbales antes de un partido, este 29 de noviembre pasará a la historia porque uno de los equipos más grandes del fútbol español mostró que a punta de trabajo, grandes futbolistas y respeto por el deporte mágico que es el fútbol se logran victorias tan contundentes como la del Barcelona al Real Madrid.

El Barca le jugó al Real Madrid la mejor de las danzas futbolísticas posibles, porque con estética, excelentes pases, buenos goles, inmejorable defensa y el compromiso de demostrar porque es el más contundente y exitoso en todas sus campañas, cinco goles por cero basta para demostrar quien es quien.

Sorprendentemente, el desespero del Real Madrid, fue superior a su poco fútbol, por eso tuvieron que recurrir al juego sucio, las patadas, los puños y los gritos para frenar el fútbol perfecto de uno de los equipos españoles más importantes del mundo.

Pep Guardiola demostró que el trabajo como Director Técnico no es pasajero, que el trabajo constante y el respeto por cada rival, asegura un equipo fuerte y contundente ante cualquier contrincante, y es que cinco victorias en línea al Real Madrid desde que está en el Barcelona hablan por sí solas, además si se tiene en cuenta que sus triunfos los ha logrado con su propia técnica, siendo fiel a sus conocimientos y experiencias futbolísticas.

Deprimente que jugadores aparentemente buenos como Cristiano Ronaldo tengan que recurrir al irrespeto y las faltas para poder frenar el espectacular fútbol del Barcelona, y ni para que hablar de futbolistas, como Ramos, si a eso se le puede llamar verdaderos jugadores, que atacó a Messi, con un solo objetivo: ¡Lesionarlo!, sin embargo, gracias a la vida, el destino, o el dios futbolero que todos llevamos dentro, las piernas del mejor del mundo son muy fuertes y tendremos Messi para rato.

Jugadores como Xavi, Pedro, Jeffren y Villa, acompañados por supuesto de los espectaculares pases de Messi sellaron esta espectacular victoria, lo más importante para resaltar es que a parte de la precisión, estética y buen fútbol, se le suma la velocidad; definitivamente hoy el Barca lució su mejor baile, ante un equipo que se le olvidó hasta tocar un balón.

Gracias Messi por darle a los hinchas del buen fútbol tantas emociones positivas alrededor de un balón.

domingo, 28 de noviembre de 2010

Ni 'Rey de Copas', ni equipo



¿Hay algo que se pueda decir en torno al deficiente, pésimo y nefasto trabajo que ha hecho el Nacional de José Fernando Santa? No, en realidad no hay nada que se pueda decir, argumentar o si quiera intentar defender, porque tal cual como lo gritó hoy la hinchada verde: "Gracias Santa por hundir a Nacional, que se vayan todo que no quede uno solo".

Por Dios desde cuándo se traen jugadores argentinos que no tiene idea de lo que es entregar bien una pelota, de lo que significa el trabajo de recuperación en la media cancha, pero especialmente en qué momento de la historia del fútbol se menciona que hay que mantener como titulares a los jugadores que SIEMPRE tienen malos resultados, sé que para muchos lo anteriormente mencionado es inconcebible e indignante, pero tranquilos que para la dirección técnica de Nacional y la presidencia de este club eso es de lo más normal, mantener a los malos es lo habitual.

Me alegra que Once Caldas, Quindío, y Cúcuta le haya mostrado a este supuesto "campeón de copas" los pésimos jugadores que tiene, que les haya demostrado que no tienen equipo para llegar a la final del fútbol colombiano, porque se les olvidó que cuando de ganar se trata, estamos hablando de calidad futbolística, efectividad y ser prácticos en la definición de los goles, no se trata de extranjerismos baratos o jugadas espectaculares que jamás se concretan.

Conclusión de los dos últimos campeonatos: ¡Gracias Santa por hundirnos, particular la forma que usted tiene de ver el fútbol!

Cabe anotar que hay solo un jugador que merece todas las flores posibles, por supuesto me estoy refiriendo al gran Humberto Mendoza, quien sabe de sobra qué es jugar al fútbol.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Un Nacional desteñido y vacío

Como hincha del Atlético Nacional desde que tengo uso de razón, nunca les había visto un partido tan malo en todos los sentidos posibles, no hay marca, defensa, delantera, desborde y las propuestas creativas dentro del campo de juego son inexistentes, es más, creo que nos hubiera sido más fácil descubrir el verdadero nombre del Chavo del ocho.

Para hablar de los desastres de este encuentro, basta con decir que el supuesto rey de copas se enfrentó a un Cúcuta normalito, que sin genialidades, simplemente aprovechó los errores evidentes de un Nacional ausente de técnica, entrega y mucho menos entrenamiento.
Lejos casi que a años luz estamos de ser el equipo que ocupaba los primeros lugares de la tabla de clasificación y que cuando llegaba a los cuadrangulares finales lo habitual era que llegara a la final, ahora lo normal es que pierdan, que los hinchas tengamos que sufrir cada uno de sus encuentros y que en algunos casos, hasta nos de rabia verles su juego arcaico e impreciso.

Sé que mientras leen esto algunos blogueros y demás visitantes, pensarán que critico demasiado al equipo de mis amores, la realidad es que soy consciente que siempre seré seguidora del 'verde de la montaña', pero no puedo negar que están en uno de sus peores momentos y no aceptar que su fútbol es pésimo, sería como querer tapar el sol con un dedo.

La única flor para este partido se la lleva Humbero Mendoza, quien después de una lesión de seis meses, se recuperó a punto de entrenamiento y amor por una camiseta, por ende, sólo espero que las nuevas generaciones e incluso sus mismos compañeros aprendan qué es jugar al fútbol.

Un empate a dos goles, que deja a Nacional muy mal ubicado dentro de su grupo, con solo dos puntos en la tabla de resultados, como siempre posibilidades matemáticas hay pero con ese fútbol difícilmente se lograra algo. Entre tanto, equipos sólidos y consistentes como el Once Caldas hicieron lo suyo y le ganaron a Quindio tres goles por uno, sellando con esta victoria su liderato en este cuadrangular.

La pregunta no es ¿si clasificamos o no? el verdadero interrogantes es: ¿Tenemos fútbol para hacerlo?

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Santafe y Tolima vencedores rotundos


Dos partidos de la semifinal del fútbol colombiano se llevaron a cabo este miércoles 24 de noviembre, generando en los aficionados mejores emociones que en la jornada pasada. Por un lado en el Estadio Nemesio Camacho El Campín, Santafe se enfrentó a la Equidad, el equipo cardenal al minuto doce del primer tiempo tuvo que replantear su juego por la expulsión algo impulsiva y estúpida de Jhonnier González, sin embargo, gracias a las individualidades, las geniales tapadas de Agustin Julio y los aciertos al momento de cobrar los tiros libre, se logró que los hinchas santafereños celebraran con la victoria de su equipo tres goles por uno.

Pero como algo raro tenía que pasar, el descuento por parte de los dirigidos por Alexis García se dio a raíz de una controvertida jugada, porque en unos minutos de confusión el jugador John Viáfara en un claro fuera de lugar anotó el primer tanto para su equipo, para muchos que pudimos ver la jugada con detenimiento es totalmente claro que este gol era ilegal, pero el juez de línea observó algo totalmente distinto.

Esta situación generó que Diego Barragán, asistente técnico del equipo cardenal fuera expulsado del partido, por los reclamos que éste hizo a los jueces del partido, pero al decir verdad estos comentarios fueron totalmente fundados porque es notorio que Viáfara parte en considerable ventaja al arco de Santafe.

Aún así en los minutos de reposición el equipo cardenal aseguró su victoria a través de Mario González, quien con un definitivo tiro selló con broche de oro la noche, además la campaña por parte de este club deportivo "La madre para el que no vaya", la cual hacía referencia a la asistencia de sus hinchas al estadio, dio sus buenos frutos, ya que este escenario deportivo se veía totalmente rojo y blanco, y definitivamente Santafe dejo contentos a todos sus aficionados.

En el otro encuentro el marcador también estuvo bastante apretado, Tolima ganó tres goles por dos al Huila que estaba de local en el estadio Guillermo Plazas Alcid, en un partido reñido y que demostró que cuando los equipos colombianos quieren jugar bien lo hacen con todas las de la ley. Los jugadores que anotaron en este encuentro fueron Rafael Castillo y Amílcar Henríquez por parte del Huila y Wilder Medina y Hugo Centurión por parte del Tolima.

Este resultado dejo al Tolima como el líder del cuadrangular A, y a Santafe como segundo en la tabla de posiciones, entre tanto, ahora se espera los encuentros del cuadrangular B para que se definan los otros equipos que se irán posicionando en la semifinal del fútbol colombiano.

Esperemos entonces que el cuadrangular B otorgue algo de esectáculo al igual que los partidos de hoy, porque en la jornada pasada parecían unos equipos de canchita de barrio.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Fútbol sin calidad y muchos fanáticos

Para esta epoca pre navideña muchos colombianos creemos que el mejor plan es pasar un fin de semana viendo la semifinal del fútbol colombiano y posteriormente la supuesta GRAN final, pero deberíamos reconocer con toda sinceridad, que nos hemos convertido en fanáticos desbordados, y hemos dejado de lado el análisis que se supone debe acompañar a todos aquellos que de una u otra forma, hemos visto al fútbol como una de los deportes más importantes de toda la historia.

Estamos perdiendo la perspectiva si aseguramos que actualmente hay jugadores impresionantemente buenos, que sientan un compromiso total con el equipo, pero lo más importante es que aquí no se ve ni por las curvas futbolistas que siendo concientes de sus limitaciones trabajen por mejorarlas, para citar tan solo un ejemplo tenemos a la gran "estrella" Giovanny Moreno que jamás recupera una pelota, que ni por accidente corre por la cancha para pelear el balón, y ese es el tipo de futbolista que en los medios consideramos la panacea del balompie colombiano.

Entonces, es tiempo de reconocer que vemos el fútbol colombiano porque somos hinchas, pero estamos muy lejos de vibrar con buen fútbol y al menos disfrutar de aceptables resultados, recordemos que si bien el fútbol es pasión con el paso del tiempo, hemos perdido objetividad para analizarlo, porque aunque sea el equipo de nuestros amores, hay que admitir que el balompie de nuestro país no puede siquiera competir con la que hace unos años era la cenicienta del fútbol: Venezuela.

Para probar esto basta con analizar la primera jornada de los cuadrangulares finales del fútbol colombiano, en la que se observó a un Santafe lleno de imprecisiones, a un Tolima que tan sólo aprovechó los errores del rival, un encuentro en él que el equipo cardenal pudó medianamente mostrar algo de fútbol gracias a las individualidades, bastante esporádicas por cierto, por otro lado, a un Nacional que lejos está de ser el equipo que fue, y que debió recurrir a las declaraciones pataletudas y asegurar que el gol del Quindío fue fuera de lugar para justificar su falta de preparación y técnica, pero estos son solo unos de los ejemplos que podemos encontrar.

Y si hablamos de la selección Colombia el panorama es peor, porque a parte de que a la Federación Colombiana de Fútbol se les ocurrió que el mejor Director Técnico posible era un hombre que todavía trabaja con un sistema futbolístico más antiguo que la misma panela, además de eso no hay continuidad para la preparación de los jugadores convocados.

Finalmente, podemos decir que en el fútbol colombiano nos centramos en la pasión y en las barras o cánticos, que en el verdadero juego, en la categoría que se supone deben tener los jugadores de un país que antaño estuvo a punto de llegar a la segunda ronda de Italia 90, como diría mi papá todo tiempo pasado fue mejor.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Un requisito más de tipo pastoral

El día de hoy presente el famoso ECAES, o hasta dónde sé el nuevo Saber Pro, que es igualito a un ICFES sólo que con preguntas más extensas y enfocadas exclusivamente a la carrera que uno decidió estudiar y está diseñado para las personas que están a punto de graduarse, en la mayoría de casos.

En primer lugar, nunca he entendido, ni entenderé por qué diablos los estudiantes debemos presentar ese examen un domingo y a las SIETE de la mañana, además que recalcan más que novia fea, que uno debe llegar a la hora indicada, para saber que en la realidad en algunos casos se llega a empezar casi una hora después.

Sumado a esto, cabe anotar que las preguntas parecen pastorales o documentos sagrados de la Biblia, o bueno eso dicen, porque al decir verdad, no soy fiel lectora de ésta, en todo caso, me pregunto, si los que desarrollan los interrogantes de estas pruebas ¿en verdad consideran que después de estar todo un día leyendo estos cuadernillos que son más largos que los pergaminos del Mar Muerto, todas las personas siguen contestando a conciencia?

No se trata de justificar la mediocridad, y muchisimo menos la ausencia de verdadera formación que permita enfrentar los verdaderos retos del mercado laboral, pero si pretendo que esta entrada sea un llamado para que los "grandes académicos" de este país entiendan que una prueba con más de 150 preguntas con opción mútiple de respuesta no mide el conocimiento o la calidad de la educación recibida.

Sumado a esto, es hora que el entorno educativo entienda que los conocimientos ya no pueden ser evaluados de la misma forma, adicionalmente se debe dejar de lado ese concepto de que la calidad de la Universidad se mide por un examen, que estoy más que segura muchos estudiantes lo toman como un requisito más.

Ahora si lo que desean es evaluar la calidad de educación, se hace necesario entonces empezar a pensar si la Academia está respondiendo a las necesidades reales del mercado laboral, si todos los nuevos profesionales que salen al mundo laboral, tienen siquiera la mitad de lo que exije el entorno competitivo profesional.

Al respaldo de la famosa hoja de respuestas de este examen se encontraba un cuestionario de satisfacción e información oportuna sobre el ECAES, el cuál debíamos diligenciar antes de terminar la prueba, y la realidad es que hablando con mis amigos y colegas, a la pregunta de qué tanto interés había inspirado en nosotros esta prueba, muchos de mis compañeros, incluyéndome, aseguramos que en verdad NO había despertado ningún interés, pero pues por obvias razones en dicho cuestionario no lo expusimos con tanta vehemencia.

Es simple, el profesional se mide en los libros que lee, en cómo interpreta lo que estudia, cómo se desempeña en un escenario laboral y no a través de preguntas pastorales que no miden el profesional qué se desempeñará en un futuro, y mucho menos 150 preguntas jamás mediran a la Universidad, a la final, el nuevo egresado se mide y se forma el mismo, apoyado por unos procesos académicos que influyen pero no determinan.

Palabras más, palabras menos, se puede decir que el balance del día, fue haber cumplido satisfactoriamente con un requisito para la graduación, pero no se aprendió nada nuevo, excepto aprender a leer pastorales y entender que para algunos sectores estatales de la educación, el profesional e incluso la Academia debe ser medido por un examen de opción múltiple, tedioso y extenso.

sábado, 20 de noviembre de 2010

¿Donamos y después qué?


Desde hace dos semanas las conversaciones de la gente en la capital y en el resto del país, tiene como eje central el invierno y la tragedia que viven los damnificados por las lluvias, el desbordamiento de los ríos y en general, por todo lo que ha dejado el 'fenómeno de la niña'.

De la misma forma, los medios de comunicación nos bombardean de imágenes sobre los desastres que el invierno ha dejado, y hacen campañas aparentemente serias para que los colombianos donemos y así podamos ayudar a los miles de damnificados, pero aún me sigue sorprendiendo porque no hay un análisis serio de lo que esta terrible situación acarrea, porque no basta con donar, se debe analizar a porfundidad qué pasará cuándo esas donaciones acaben, porque jamás duran para siempre.

Incluso cada colombiano debería preguntarse cómo diablos es que se necesita un billón de pesos para que todos los damnificados vivan en condiciones dignas y el gobierno sin ningún tipo de reparo asegura que no los tiene, es decir, no poseen este monto de dinero para ayudar a estas familias, pero si hay cantidades más extravagantes involucradas en otro tipo de corrupciones y desfalcos.

La posición del gobierno se asemeja a la de cualquier artista que quiere venderse, el cual afirma que le duele mucho la tragedia invernal, que donemos, colaboremos etcétera e inmediatamente empieza a hablar de sus novelas, producciones etcétera, si lo pensamos bien así está actuando el poder político colombiano, ya que mediante sus discursos se lamenta por la situación, decreta emergencias e insta a que los colombianos donen y por enésima vez todo acaba ahí.

No puede ser casualidad que uno de los grupos más afectados por el invierno, sean las personas de escasos recursos, esas mismas que por razones económicas y por la desigualdad que existe en la sociedad colombiana, viven en invasión o en las condiciones más pobres que se pudan imaginar; es ahí cuándo debemos preguntarnos qué hacía el Departamento de Prevención de Desastres al saber que el invierno se avecinaba, o entonces es verdad qué no pensaron en qué pasaría si los ríos se desbordaban y arrasaban todo a su paso.

Los números hablan por si solos, 28 municipios se han declarado en estado de emergencia, se han reportado más de 136 muertos por el invierno y más de un millón de familias se han visto afectadas. Pero sumado a eso, Noticias Uno reportó que el problema del invierno no sólo genera inconvenientes sociales, sino también económicos, pues el hecho de que las vías presenten derrumbes detiene el transporte del comercio y de los productos, lo que podría generar desabastecimiento de alimentos.

Entonces podríamos volver a preguntarnos si esta situación que está viviendo Colombia es solo culpa del invierno o también deberíamos otorgarle un considerable porcentaje de responsabilidad a las entidades que se suponen debieron preveer estas consecuencias o lo que es peor se podría pensar que el fenómeno de la niña sólo ha acentuado las terribles condiciones socio políticos que viven municipios y departamentos colombianos.

jueves, 11 de noviembre de 2010

No son solo redes sociales

Ser un gurú de alguna materia, estudio, disciplina o ciencia no han sido uno de mis objetivos como Comunicadora Social y Periodista, pero mi gran objetivo si ha sido crear comunidad en torno a una marca, otorgarle a la Web el lugar que se merece, como herramienta periodística, pero además hacer entender, si es posible, que el periodismo digital no es copiar y pegar un comunicado de prensa o un documento en cualquier página de Internet.

Llegué al mundo digital por casualidad, no soy de esas profesionales que aseguran haber seguido a la tecnología al año de haber nacido, yo suelo ser algo realista y afirmo con vehemencia que llegue a este campo porque con el tiempo tenía que pasar más tiempo pegada a un computador y hasta hace unos diez años quizás no era muy buena para manejar las nuevas tecnologías.

Sin embargo, en el momento en que surgen las nuevas redes sociales, las novedosas formas de comunicación y la interactividad entre cada una de éstas, me empieza a surgir el interrogante de cómo a través de unas plataformas, con la publicación de una serie de estados, imágenes y videos, se puede generar comunidad que defienda o ataque determinada marca, lugar, entidad u organización.

Observar que las laptops, notebooks, pc's, computadores de escritorio etcétera se convertían en la compañía de cualquier persona, generó en mi la curiosidad de conocer quiénes estaban detrás de esos procesos comunicativos, esos personajes que accedían a lo que el mercado requería y no se anclaban en decir que el único periodismo real era el de los medios de comunicación.

Pues bien, así llegué al mundo de los Community Manager, Socializadores, al universo de la Social Media y de la comunicación digital, el camino por supuesto es largo y hasta ahora estoy emprendiéndolo, pero al menos soy una convencida que para comunicar no se necesita pertenecer al emporio de los medios para generar una comunidad alrededor de una marca, va mucho más allá que saber qué es Twitter o Facebook, estamos hablando de entender que nos estamos viendo a través de la Web, que cada cosa que escribimos o cada enlace que publicamos habla de nuestra educación, ideología y hasta personalidad.