martes, 16 de marzo de 2010

Ineptitud en un país ausente de cultura política


Parapolítica, ineptitud, posible fraude y descontento generalizado, fueron los ingredientes más importantes de la pasada jornada electoral del domingo catorce (14) de marzo, el atraso en términos tecnológicos y las continuas acusaciones a la Registraduría Nacional, fueron el tema central de este día que se suponía democrático.

A esta fecha, no se conoce el escrutinio total de los votos, y si hablamos de la consulta del partido Conservador, para definir el candidato que representará a esta colectividad, el panorama es aún más patético, pues, los resultados finales sólo se darán a conocer dentro de dos días más.

Así que después de muchos años de lograr transformar la imagen corrupta y fraudulenta del país, al menos en cuanto a votos se refiere, en menos de doce horas se devolvió al punto inicial, es decir, ya en el mundo se habla del atraso de Colombia para asumir unas votaciones.

Por ende, el mayor perdedor en estos comicios fue la Registraduría Nacional, pero sin duda, la peor parte la está llevando el Registrador Nacional, Carlos Ariel Sánchez, ya que incluso hay versiones que aseguran que funcionarios de este ente estatal habrían tomado licor durante la jornada electoral, y lo más preocupante durante el conteo de votos, las irregularidades son tantas, que sólo podrían definirse en retrasos, ineptitud y un atraso tecnológico tan preocupante que hoy más que nunca se sintió el peso de vivir en un país subdesarrollado.

Y como si esto fuera poco, era tal el desconocimiento del pueblo colombiano sobre el tarjetón en sí, que se ha pensado en anular la votación del Parlamento Andino, porque según se conoce, la mayoría de colombianos votaron en blanco, no porque desconfiaran de la fuerza política allí plasmada, sino por el desconocimiento del funcionamiento e importancia de esta figura democrática.

La responsabilidad debe recaer en parte a la ciudadanía en general, pues la responsabilidad del voto, también empieza en el momento que cada ciudadano decide informarse sobre la forma correcta de votar, y es innegable que los medios de comunicación y entes estatales hicieron su aporte para generar conocimiento en torno a este tema.

Este no será entonces, suficiente antecedente para que por fin en Colombia, se considere la posibilidad del voto electrónico, a ver si con esto, se logra más eficiencia, mayor rapidez y en especial, se debe tener en cuenta que la tecnología debe estar al servicio de la humanidad y la democracia, es sencillamente increíble, insensato y hasta ridículo pensar que este país todavía depende del conteo manual de votos.

La consigna es simple: Evolucionamos en la democracia o esto se repetirá en más de una jornada electoral, pero también es necesario incentivar una "cultura política" en cada uno de los colombianos, para ver si por fin, algún día aprendemos a votar bien independientemente de la tendencia que sea.

Tanto influye la "Cultura Política", antes mencionada, que increíblemente, un partido que tiene todos los herederos y testaferros de la Parapolítica, ahora tiene ocho (8) curules en el congreso. Si precisamente esto lo logró el Partido de Integración Nacional (PIN), definitivamente que integración tan efectiva para ellos, por supuesto.

Pero por favor no olvidemos cuántos "representantes de la patria" fueron elegidos y tienen vínculos con la Farcpolítica, porque éstos se camuflan tan bien, que llegamos a olvidar su existencia, si juzgamos todo lo nauseabundo de la política, no podemos ser sesgados y juzgar tan solo a uno de estos lazos sucios entre sangre, muerte y narcotráfico.