miércoles, 28 de julio de 2010

No son robos aislados

Bastante asombrada me tiene la inseguridad a la que se están enfrentando los capitalinos, y realmente ya que a las autoridades y en especial a la Alcaldía Mayor le quedó grande combatir con las bandas delictivas de la ciudad, debemos los mismos ciudadanos utilizar todas las herramientas que tengamos a nuestro alcance para que estos ladrones, vagos y drogadictos no conviertan a Bogotá en la peor de las urbes.

En menos de una semana a colegas, amigos, familiares y compañeros les han robado celulares, bolsos y sus pertenencias más personales en sitios concurridos y a plena luz del día, lo más preocupante es que ahora tienen una nueva modalidad de atraco y ésta se puede resumir en la siguiente frase: "Déjate ayudar que yo con gusto te robaré", es decir, la supuesta solidaridad ciudadana se ha convertido en la mejor forma que han encontrado estos delincuentes para robar a los bogotanos.

Desde un escupitajo hasta arrojar sustancias fétidas en el pelo de la persona que quieren robar, son las situaciones que han tenido que vivir cientos de capitalinos, lo más triste es que aún estando policías no hay nada que se puede hacer, o eso dicen ellos, y si hablamos del sistema de transporte masivo Transmilenio la situación se complica porque los supuestos encargados de proteger nuestra seguridad, se dedican a obtener números de celular a cuanta mujer encuentran en portales y estaciones de transmilenio.

Antes se suponía que estábamos tranquilos en buses, pero ahora ni siquiera allí tenemos tranquilidad, pues recientemente un menor de 17 años fue asesinado por robarle un celular al interior de un bus en la Avenida Ciudad de Cali.

Incluso recuerdo que en la Localidad de Teusaquillo, un menor de edad de catorce o quince años en compañía de un adulto robaba por la calle 42 con 19 a cualquier transeúnte que pasara por ese sector, sin embargo, algunos testigos de muchos robos por ese sector, se unieron y lograron atrapar a uno de los ladrones, quien después confesó trabajar en domicilios en la tarde y en la noche salía a robar, esta situación me demostró que quizás la unidad tenga mejores resultados que la autoridad que es terriblemente incompetente.

Hay recomendaciones básicas que quizás no fallen: Trate de no estar solo en la calle, evite acortar caminos a través de callejones, "no de papaya", no muestre los audífonos de su Ipod, Iphone, Blackberry o reproductor MP3 y aunque suene increíble intente no contestar su celular en la calle, y si está con exceso de tragos en la cabeza evite andar solo dando tumbos en las calles.

Sé que suena como si uno tuviera que esconderse, pero al menos teniendo ciertas precauciones no los dejaremos salirse con la suya tan fácil y sin duda, la mejor forma de evitar tantos robos es unirnos y demostrarle a la autoridad y al Gobierno Distrital que no son robos aislados y que ahora no sólo se trata de sentirnos inseguros en el centro de la ciudad, como pasaba antes, ahora hasta en el norte de la capital atracan, roban y hay hasta enfrentamientos por el poder entre bandas.