lunes, 31 de enero de 2011

Egipto y 30 años de dictadura

Las protestas en Egipto han generado unas implicaciones sociales, políticas y económicas, que quizás afectarían a todo el mundo; contrario a lo que se creería, la crítica situación de este país no solo afecta a sus habitantes, sino a todo medio oriente que podría caer en una guerra civil sin precedentes en la historia de esta región.

Es importante analizar por qué uno de los países más importantes para la economía y el sostenimiento social del medio oriente, está en una lucha que tiene tres elementos preocupantes y determinantes en el nuevo surgimiento de cualquier sociedad: Hastío, desespero y radicalismo.

¿Cómo empezó?

Millones de jóvenes y adultos cansados del régimen del presidente egipcio, Hosni Mubarak, quien lleva en el poder más de treinta años, decidieron salir a las calles a expresar su descontento por la actual crisis social, económica y política en la que están viviendo, además ningún egipcio que hace presencia en estas manifestaciones está dispuesto a dar un paso al costado, pues lo que buscan es que Mubarak se retire de la presidencia.

Sin embargo, ante estas manifestaciones el gobierno tomó la decisión de detenerlas en forma violenta, generando con esto solo más rabia y odio entre los protagonistas de las protestas, que como se ha observado en algunas imágenes de los medios de comunicación internacionales están dispuestos a dejar su vida con tal de salvar su patria del régimen.

Una semana de protestas

Sin ningún tipo de descanso, los manifestantes han protestado en contra del gobierno de Mubarak durante seis días, tiempo en el cual se han visto saqueos, heridos, muertos y una serie de hechos, que podrían estar dando origen a una delicada guerra civil, ya que lo que busca esta población es ponerle fin a los gobiernos dictatoriales y corruptos.

El presidente egipcio ha recurrido a las acciones violentas para detener las manifestaciones, sin embargo, los protestantes no han cedido, situación que ha generado heridos y muertos a manos del mismo régimen. Fugas de presos, bancos cerrados y negocios paralizados, es tan sólo una parte del negro panorama que ahora vive uno de los países determinante en términos económicos y políticos de toda la región del medio oriente.

Hermanos musulmanes y las protestas

Si se convocaran a elecciones libres, en el caso de que Mubarak abandonara el poder, unos de los más beneficiados sería el movimiento de oposición radical 'Hermanos Musulmanes', ya que éstos podrían llevarse la victoria, otorgándoles mucha más importancia de la que ya tienen, eso sin mencionar, que son una amplía red de miles de miembros.

Una de las consecuencias más preocupantes de estas manifestaciones es que el radicalismo podría verse muy beneficiado, al tener la posibilidad de tomar el poder egipcio y de paso, generar nuevos conflictos en todo medio oriente.

Sin embargo, lo que tanto quieren los egipcios, que es un cambio de régimen, generaría consecuencias preocupantes en toda la región, ya que por ejemplo, el acuerdo de paz firmado entre Israel y Egipto en 1978, podría verse afectado, como lo expone un editorial de la página Web elpériodico.com.

¿Y la economía qué?

En este tipo de crisis internacionales, el único afectado no es el país que vive este tipo de conflictos, sino toda la región a la que éste pertenece, y en el peor de los casos, la mayor parte del mundo se ve involucrado en dicha situación.

Egipto no es la excepción a la anterior premisa, ya que la economía mundial se ha visto afectado por sus protestas, como se puede ver en el precio del petróleo, que ha subido considerablemente y algunas bolsas han tenido que cerrar por este conflicto "interno".

Algunas cifras dejan como resultado que la bolsa egipcia se ha derrumbado en un 17%, entre tanto, la de Dubai ha presentado una reducción del 4.3%, todo esto por supuesto, sin mencionar que el 8% del comercio marítimo mundial pasa por el Canal de Suez, como se puede observar en este análisis económico egipcio publicado por The Wall Street Journal.

Posibles soluciones son...

Según los expertos internacionales Egipto tiene tres opciones para salir de esta crisis, la primera de ellas podría ser un golpe de estado generado por las mismas fuerzas armadas con el que se de origen a una especie de 'Statu quo' es decir, para que se conserve el 'equilibrio' de esta situación, aunque en estos casos cabe mencionar la siguiente afirmación del autor del 'Principio de Peter', Laurence J. Peter: "La burocracia defiende el statu quo mucho tiempo después de que el quo haya perdido su statu".

La segunda de las posibles aparentes soluciones es la creación de una unidad nacional, con Mohamed ElBaradei, Nobel de paz, a la cabeza. La tercera opción es dar origen a un gobierno de transición, con el liderato de los Hermanos Musulmanes.

A manera de conclusión...

Podemos afirmar que la crisis de Egipto podría convertirse en un peligroso dominó que arrastre a todos aquellos que de una u otra forma dependen de éste, ya sea en forma positiva o negativa, además cabe recordar que todo medio oriente vive situaciones sociales, económicas y políticas, lo suficientemente serias como para pensar que podríamos estar a punto de ver una complicada guerra civil.

miércoles, 19 de enero de 2011

La droga permitida

Espero poder vivir para ver el día en que los adolescentes, jóvenes y adultos entiendan que el alcohol no es un juego de niños, que es tan o más grave que la droga, que esta sustancia se convirtió con el paso del tiempo en un monstruo que la misma sociedad fue alimentando sin siquiera imaginar el poder que se le estaba otorgando.

Yo me pregunto cuántos muertos gracias al alcohol tienen que existir, para que la sociedad tome conciencia que el exceso de éste solo genera dolor y traumatismos, no se trata de volvernos 'santos' o rechazar todo los círculos sociales en los que el trago es el eje central, estamos hablando de ser por primera vez consecuentes y responsables con nosotros mismos y nuestros seres queridos, para poder entender que nadie tiene la vida comprada; que estar perdidamente borrachos no asegura buenos momentos de esparcimiento.

¿En qué momento empezamos a creer que para divertirnos debemos perdernos de la borrachera?, ¿quién nos convenció que la hazaña más grande es cuando manejamos un carro o moto en estado de embriaguez?, pero el interrogante más grande y radical que me surge es ¿en qué terrible instante decidimos que no nos afecta lo que pasa en el mundo?, ¿cuándo creímos que nuestros amigos son más valientes y divertidos si toman hasta perderse y logran seguir con vida?

La vida siempre cobra las irresponsabilidades que hacemos, eso no tiene 'vuelta de hoja', no se puede creer que la vida está comprada o que siempre tendremos el tiempo necesario para enmendar nuestros errores, porque la realidad es que los avisos y las oportunidades se dan solo una vez, después llorar no valdrá de nada.

Este post es solo una invitación a reflexionar sobre la forma cómo se está viviendo la juventud, si realmente estamos pensando en alcanzar sueños importantes o estamos viviendo en un mundo lleno de mentiras e irresponsabilidades.