viernes, 18 de febrero de 2011

Paralizar la ciudad es un buen negocio

No sé cómo todavía tengo la capacidad de sorprenderme ante las "excelentes" negociaciones que hace el gobierno con determinado sector del país, a veces siento que se me olvida dimensionar la Colombia en la que vivo, pues aún tenía la esperanza de que el paro camionero no tuviera frutos positivos para ellos, pero nuevamente me equivoqué.

Tabla de fletes y eliminación de comparendos, entre otros, eran los requerimientos por parte de los camioneros, sus alegatos correspondían a los mismos de siempre: "El gobierno nos quiere robar", "No tenemos cómo alimentar a nuestros hijos", por supuesto se les olvidó decir que gracias a su paro e inmovilización de las vías, ellos tenían a las personas que les manejan sus camiones, vehículos que por cierto son de su propiedad, sin poder trabajar y con una cantidad de alimentos podridos.

Me parecía algo patético y hasta cómico que estos señores que salían como víctimas ante las cámaras, se la pasaban la tarde jugando micro fútbol, tomando guarito en la noche, rompiendo acuerdos, colocando más camiones y hasta tenían a sus propios hijos, para evitar que las autoridades quisieran atentar contra el objetivo del paro, en ese punto me pregunto, ¿Eso no es lo mismo que los escudos humanos? Si esos mismos que son tan criticados por las organizaciones de derechos humanos.

Pero este gobierno es tan terriblemente payaso, que los primeros días del paro aseguró que no cedería a las exigencias de este sector, pues no eran viables, ni justificadas, mientras tanto, los protagonistas de la protesta seguían bloqueando vías y generando traumatismos para la gente que necesitaba llegar a sus sitios de trabajo y hogares.

Ante la situación insostenible, el presidente de la República Juan Manuel Santos, aseguró que el sector camionero tenía hasta antes de la media noche del 17 de febrero para desbloquear todas las vías, y era obvio que lo harían pues el gobierno cedería en todo lo que ellos querían.

Por ende, finalmente inmovilizar la ciudad les salió un buen negocio, pues se salieron con la suya, el gobierno accedió a absolutamente todo, demostrando que no se tiene autoridad y que todos los ministros son unos perfectos payasos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario