domingo, 16 de octubre de 2011

Dos puntos perdidos en los últimos noventa.

partidoenvivo.co
En el partido de la Liga Postobón, Nacional Vs. Boyacá Chicó, este último demostró que si bien no tiene la mejor técnica y mucho menos hace gala de excepcionales pases ni definiciones, si sabe cómo frenar un partido, volverlo soso y aburridor, en menos de quince minutos.

Son expertos en faltas, los volantes de este equipo son alarmantemente agresivos, detienen con gran experiencia el ritmo de un partido y acertadamente forman un bloque después de mitad de cancha, el cual impide cualquier formación continua de pases del equipo contrario.

Boyacá Chico no hace gala de un excelente equipo, solo sabe pegar, enredar, ganarse pasos definitivos al momento de hacer un saque lateral, y como si esto fuera poco, son poco propositivos, cuentan con un director técnico lo suficientemente vulgar, el cual no importa en que encuentro esté, siempre va a hacer gala de su irrespeto y falta de clase.

Sin embargo, a través de errores y pocos aciertos, logran llevar el ritmo de un partido a su acomodo. además van conduciendo al equipo rival para que juegue bajo sus condiciones, saben que en algún momento el contrario va a caer en errores y es allí donde ellos entran a atacar. Aunque si se debe reconocer el labor del arquero Cristian Bonilla, quien hace gala de una excelente capacidad innata para ahogar el grito de gol en cualquier circunstancia.

Entre tanto, Nacional tiene serios de problemas para ir a pelear los rebotes, sus volantes muchas veces no arman, ni generan opciones de gol que puedan llevar al equipo verdolaga a la victoria, adicionalmente se demoran mucho tiempo en formar jugadas efectivas, y siempre están echándose para atrás, situación que le permitió a Chicó arrinconarlos cada vez más.

Una situación que los hinchas de Nacional ya conocemos a la perfección, se repitió el día de hoy en el Atanasio Girardot, el exceso de confianza mató a los verdolagas, pues llovía demasiado, Chicó no se mostraba muy luchador y faltaban pocos minutos para que el segundo tiempo finalizara y los verdes se estaban llevando los tres puntos de local, pero la seguridad desmedida generó un descuido en la defensa de los dirigidos por Santiago Escobar, así que en el minuto 90 el Boyacá Chico marcó el tanto del empate, dejando a los verdes un sabor agridulce por haberles regalado dos puntos demasiado valiosos, ya que hasta ese momento eran líderes en la tabla de clasificación.

Nuevamente Nacional demuestra que el que no hace los goles, los ve hacer. Debe trabajar mucho más en el juego colectivo, en las definiciones claras y contundentes, aún así se destaca el trabajo en la cancha de Dorlan Pabón, Edwin Cardona y Diego Álvarez (autor del único tanto verdolaga), pero sin duda, se deberá mejorar mucho si lo que se quiere es volver a ser campeones de la Liga Postobón. 

Por otra parte, feliz día del hincha verdolaga, a todos aquellos que lejos o cerca han apoyado al equipo en cada una de sus presentaciones, a quienes siguen luciendo la camiseta de los verdes, ganen o pierdan, que sea este el momento preciso para seguir sintiendo una pasión que va más allá de los resultados y que mueve el corazón cada vez que los verdes saltan a la cancha.