lunes, 4 de junio de 2012

La historia de una mujer que hoy nos hace decir: Ni Una Más

Imagen tomada de elheraldo.co
Empezar a narrar la historia de Rosa Elvira Cely y cómo su muerte ha dejado un hueco en la sociedad colombiana, es sinónimo de dolor, tragedia, impresión, confusión y hasta incredulidad.

Esta mujer que anhelaba con ser psicóloga y darle lo mejor a su hija, se ganaba un monto de veinte o veinticinco mil pesos diarios vendiendo dulces frente al Hospital Militar y estudiaba de noche en el Colegio Manuela Beltrán, hasta ahí era una persona como cualquiera que uno ve mientras camina por las calles de Bogotá.

Pero la noche del 24 de mayo, todo cambiaría para esta mujer, ya que decidió salir a tomar y compartir con algunos "amigos", pero jamás imagino que este sencillo e insignificante momento le significaría instantes de tragedia, tortura y humillación.

Efectivamente compartió con amigos, departió y luego quiso irse a casa a disfrutar de la presencia de su hija y prepararse para un nuevo día, pero su "compañero" el monstruo que la violó y asesinó, insistió en acompañarla hasta su hogar, pero a partir de este momento todo se convirtió en dolor, tragedia y como si se tratara de un capítulo de Criminal Minds, CSI o la serie 'Law and Order', a Rosa Elvira Cely la golpearon varias veces en su cabeza con un casco de motocicleta, la violaron con la cantidad de objetos que ustedes puedan imaginarse, la hirieron por todo el cuerpo con arma blanca, presentaba heridas en su cuello, las cuales reflejaban los intentos de este monstruo por ahogarla.

A esta mujer la encontraron varias horas después de este brutal ataque, rogando para que alguien le salvara la vida, la fuerza de Rosa Elvira Cely, al parecer era inquebrantable y se mantuvo despierta por cuatro días, pero la brutalidad de los ataques de este monstruo fue tan excesiva que los médicos que recibieron el caso y los bomberos que la encontraron aseguran que es la violación más terrorífica que han visto en lo que llevan de su carrera.

Todo esto se dio en el Parque Nacional, ningún policía o miembro de las fuerzas de seguridad metropolitanas, que se supone deben cuidarnos, estaba por este sector para evitar este atroz crimen que destrozo el cuerpo de esta mujer, y como si esto fuera poco la llevaron al Hospital más lejano posible, aunque hoy en día, desde mi perspectiva personal creo que nada la hubiera salvado de este dolor inmerecido.

Imagen tomada de noticias.terra.com.co
Los medios de comunicación no hablaban de esta noticia, solo se reflejaba información de este caso en las Redes Sociales, nadie sabía quien era esta mujer o que era lo que había sucedido en el Parque Nacional, hasta que gracias a Twitter, Facebook y demás espacios digitales, toda Colombia se enteró de la atrocidad de este monstruo, el cual fue capturado en Galerías.

Con toda la frialdad del caso y sin ningún rastro de miedo, permitió que las autoridades entraran a su hogar, y allí encontraron una cantidad de pruebas físicas, las cuales delatan a este monstruo, asesino y pervertido. 


Foto tomada de la vanguardia.com
Este domingo 03 de junio de 2012, mujeres y hombres salieron a hacer un plantón para exigir no más maltrato hacia las mujeres, clamaron justicia por todas aquellas que han sido violentadas sexualmente y su crimen ha quedado en la impunidad, quizás muchos critiquen este tipo de expresiones por considerar que no dan resultados reales o tangibles, pero por lo menos estamos demostrando lo que pensamos y no nos estamos escondiendo detrás de argumentos quejumbrosos y poco proactivos.

Imagen tomada de elespectador.com
Pero sin duda, la única forma en la que este tipo de situaciones disminuirán y se castigarán a los culpables es que la justicia actúe como debe ser, que los jueces no dejen que los casos se archiven o que respuestas de algunos "representantes" de la ley como: "No se puede acusar de un asesinato a una persona, cuando la víctima está viva, le funciona el cerebro y respira", sigan decidiendo el futuro de criminales que no se regeneran jamás.

Hoy más que nunca, debemos gritar: #TodasSomosRosaElviraCely #NiUnaMás

No hay comentarios:

Publicar un comentario