martes, 26 de marzo de 2013

Perdimos si, pero vamos de terceros

http://www.elheraldo.co/
En un partido complicado, difícil y hasta imposible de analizar Colombia perdió ante Venezuela, una selección experta en artes escénicas y con gran talento para hacer tiros al arco.

Sin embargo, de cinco o seis oportunidades serias de gol anotó una, si solo UNA.

Pero eso si Venezuela tendrá que darle también las gracias a la excelente labor del árbitro que tuvimos, porque les ayudó bastante, un penal robado y un gran número de faltas sin pitar son tan solo unas de las tareas que hizo este GRAN profesional.

LOS NUESTROS:

Amaranto Perea, reemplazo de Mario Alberto Yepes, quien se perdió este encuentro por la tarjeta amarilla que recibió el partido pasado frente a Bolivia, atinó en una y se equivocó en otra. Así es el fútbol.

Macnelly Torres, por su parte, se mostró intermitente, impreciso y cansado, pero esas son las características de este jugador, él suele alumbrarse cuando ve una oportunidad de gol y de repente se apaga, pero en esta oportunidad sus momentos de luz fueron inexistentes. 

Zuñiga, como es costumbre siempre haciendo un pase de más, algo desordenado e incapaz de implementar liderato en la cancha. Entre tanto, el gran "tigre" Falcao lució cansado, sin fuerza, equivocado y con ganas de irse del partido, es increíble que un jugador de esta índole se muestre agotado al minuto 19 del primer tiempo, quizás sea hora de entender que NO debemos ensalzar a los jugadores, ya hemos vivido esta experiencia.

David Ospina, gran figura, se lució y demostró que el arco de Colombia siempre estará bien custodiado en sus manos, porque seamos honestos pudieron ser más.

Los errores fueron simples, no encararon como debe ser, no pudieron hacer un buen tiro al arco, el gol de Venezuela los descompuso y el desorden duró casi todo el partido.

Venir de un cinco a cero ante Bolivia, nos dio un exceso de confianza que al parecer siempre es nefasto para Colombia, basta con recordar el inolvidable cinco a cero contra Argentina en las eliminatorias del mundial Estados Unidos 94, para saber cuánto nos afecta ganar en un marcador tan amplio.

He leído varios tweets donde se habla de la incompetencia de Pekerman y me digo: En serio, no puede ser que seamos tan desagradecidos, inconscientes y hasta ignorantes. Es cierto, se demoró en hacer los cambios, quizás debió darle una oportunidad a Jackson Martínez, pero no se nos olvide que antes que él llegará no éramos NADIE.

Él nos tiene en el tercer lugar de la clasificación, así que seamos sensatos por primera vez en la vida, porque de seguir con Bolillo iríamos peor que Paraguay, perdimos porque jugamos mal, pero por Dios vamos de terceros, esto es un campanazo pero no seamos tan desagradecidos, porque al parecer eso es lo que nos identifica como "hinchas" de la selección Colombia.