domingo, 5 de enero de 2014

Periodismo en el país donde la verdad es tapada con sangre

www.eltiempo.com
Somos periodistas para escribir la verdad, llevamos dentro de sí ese deseo innato de escribir para que a través de nuestras letras o voces, la comunidad entienda contextos e historias que suceden a su alrededor.

No importa si trabajamos a través de un Blog, de medios de comunicación o detrás de un computador, lo realmente importante es que para ser periodistas debemos tener inmerso ese deseo de ayudar a la sociedad, recordar que en cada escrito tenemos la responsabilidad de la verdad.

Decidí ser periodista a los 18 o 19 años de edad, después de haber estudiado y trabajado como actriz, soñaba con escribir, ser columnista y como seguí la historia de este país desde que era muy pequeña, anhelaba que mis letras fueran el consuelo y el conocimiento de esa comunidad a la que tanta información le han negado.

Confieso que mi gran sueño es escribir un libro, bueno uno no, varios, diferentes temas pasan por mi cabeza, por ahora me dedico a escribir en mis Blogs, es mi forma de practicar y practicar ese talento con el que nací. 

Sabía que ser periodista en un país como Colombia, era quizás llevar una lápida todo el tiempo encima, pero hay que hacerlo, las letras siempre quedarán, a la final, sigo pensando que Guillermo Cano y Jaime Garzón, entre otros, no murieron en vano. 

Ellos no solo defendieron la verdad, sino inspiraron a personas como yo para no dejar de escribir. Colombia es un país callado, ausente de justicia, con doble moral y que olvida con una facilidad increíble, pero siempre hay algo que se pueda hacer, por eso hoy brindo por esa decisión de volverme periodista, brindo por esos libros que están a la venta, que siempre alguien estará interesado en leer.

Estoy absolutamente convencida que si algunos siguen ciegos y absortos por lo que les conviene a algunos mostrar, otros seguiremos escribiendo a través de estos espacios digitales para gritarle a Colombia y el mundo, que cada vez será más difícil callarnos.

Hoy en día trabajo en la publicidad digital, jamás dejé el periodismo, todo lo contrario, a través de marcas y estrategias de comunicación, he logrado y quiero seguirlo haciendo, que a través de respuestas certeras y comunicaciones directas la comunidad vea que gracias al servicio y la dedicación se puede cambiar el concepto de corrupción con el que muchas veces se reconoce a este país.

Adicionalmente, desde mi posición quiero contribuir a la educación, la única solución que encuentro para que Colombia algún día cambie. Esa es la razón principal por la que soy orgullosamente periodista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario