sábado, 5 de abril de 2014

#FuerzaNataliaPonce no podrán contigo

www.lacarinosa.com
He perdido la cuenta de los peligros que corremos las mujeres, porque si no es el golpe, la violación, el maltrato psicológico, entonces es ataques con ácido, una sustancia tan absurdamente peligrosa que va quemando la piel, sin ningún tipo de contemplación.

Eso sin mencionar, el dolor inmenso que debe producir. La mamá de Natalia Ponce de León, asegura en sus últimas declaraciones que los gritos de su hija eran desgarradores. 


Pero no se equivoquen a las mujeres que son víctimas de ácido, no quieren matarlas, NO, lo que buscan es torturarlas y que recuerden a su victimario para siempre, lo que buscan es MATARLAS EN VIDA.

Pero por favor salir con el argumento de: "Ahora si le ponen cuidado porque atacaron a alguien de estrato alto" se me hace insensato, o es que por tener ingresos económicos, ¿deja de sentir o de ser mujer? Aquí lo que debería importarnos es ¿qué vamos a hacer? ¿cómo las vamos a ayudar? 

Son casi 1000 ataques en Colombia en los últimos diez años, MIL, pareciera que en este país nos matamos por tener los peores números en todo lo que signifique maldad y crueldad.

La ley debe hacerse más fuerte, porque sinceramente no me importa en lo más mínimo qué llevó a un personaje a hacer una crueldad de estas, porque NO hay justificación, en el caso de Natalia era por una obsesión y el ASESINO afirma que una vocecita le decía que la atacara, NO, esto se sale de mi capacidad de entendimiento.

www.vanguardia.com
Estos casos deben ser catalogados como tentativa de homicidio y tortura, o es que creen que el número de cirugías al que deben enfrentarse es poco o qué el dolor es soportable, esto por supuesto hablando del tema físico, porque el más doloroso es el psicológico, ¿sabía usted qué le deben esconder los espejos y todo lo que le permita ver su auto reflejo? Realmente, no quiero siquiera imaginar el choque emocional que esto debe ser. No hay justificación alguna, no la hay.

Preguntarnos ¿qué hizo ella para merecer esto? me parece absurdamente ridículo, lo digo porque lo leí en algún lado, lamentablemente no recuerdo dónde. No importa qué haya dicho o hecho, le echó un ácido y su vida cambió para siempre.

10.000 pesos le costó a este ASESINO comprar el ácido, por Dios, solo con este monto le acabó la vida a una mujer y ahora pretenderá excusarse en su obsesión. No me interesan los problemas psicológicos que tenga este ser, pero deben aplicarle toda la ley y reconozco que para mi debería ser pena de muerte, porque no me vayan a decir que este "ser humano" le aporta algo a la sociedad, ah bueno si, dolor, tragedia y desasosiego, porque aquí no solo está sufriendo Natalia o las distintas víctimas de ácido, llora y se lamenta toda su familia.

Sé que muchos dirán que este post no cambia la situación, pero solo para que lo sepan, empezaremos a trabajar con algunas compañeras de vida sobre este tema, exponerlo como debe ser y el análisis educativo que se necesita, porque no se puede seguir hablando desde la ignorancia.

@Meg_Ypunto
Espero que de una u otra forma, esto llegue a Natalia, las demás víctimas y a sus familiares, me duele inmensamente todo esto, hasta me he cuestionado si vale la pena ser mujer, pero aquí tienen a una ciudadana más que está dispuesta a defenderlas desde su espacio y a intentar hacer algo más que escribir.

Muchos han hablado que se debe regular la compra de esta sustancia, puede que si, sin embargo, vayamos más allá, ¿esta sería la solución definitiva? No deberíamos pensar más bien en robustecer una ley que castigue esto como debe ser, o tal vez deberíamos estar construyendo YA campañas reales educativas que nos lleve a entender esta situación, es más, deberíamos estar pensando en cómo protegernos entre mujeres, porque está más que claro que el mundo, estado y hasta los mismos hombres nos quedaron debiendo la seguridad.

Que si los buenos somos más, tal vez, pero aceptemos que hace rato, mucho rato, los malos nos están ganando la partida ¿nos seguiremos quedando ahí?

Como diría Sui Generis: "Es que nunca me gustó la sociedad".

No hay comentarios:

Publicar un comentario